Deportes

Baldomir expone su corona ante Gatti


En una carrera profesional de 14 años y 57 peleas, el pegador argentino Carlos Baldomir se ha ganado la reputación de ser un boxeador dispuesto a pelear contra cualquiera y donde sea.
Ahora que el argentino de 35 años ha ganado finalmente un título mundial, nadie puede acusarlo precisamente de buscar una pelea fácil.
Poco más de seis meses después que sorprendió al mundo del boxeo venciendo categóricamente a Zab Judah por decisión para ganar el título mundial welter del CMB en Nueva York, la ciudad de Judah, Baldomir enfrentará hoy al desafiante número uno Arturo Gatti en Atlantic City, una ciudad donde Gatti es tratado más como una celebridad que como un pugilista.
"Siempre supimos que íbamos a venir aquí, y para él es una motivación extra no ser el favorito y pelear en territorio enemigo", dijo esta semana el apoderado de Baldomir, Javier Zapata. "Eso lo motiva muchísimo. Es por eso que sigue ganando".
La foja de viajes de Baldomir (42-9-6, con 12 nocauts) es extensa y variada: ha peleado en cuatro continentes desde su debut profesional en Argentina. Por el contrario Gatti (40-7, 31 nocauts) ha peleado sólo dos veces fuera de América del Norte.
Baldomir era una incógnita antes de la pelea con Judah, aun siendo el primer desafiante del CMB. Después de su inesperada victoria en algunos medios se consideraba al estadounidense favorito por 15-1, y los encargados de su equipo empezaron a decir que era la versión hispana de "Cinderella Man", la película sobre James Braddock.
El pugilista argentino, aduciendo que su bolsa de 100.000 dólares contra Judah no era gran cosa, no pagó los derechos a la AMB y la FIB antes del combate, lo que significa que al vencer a Judah solamente lo despojó del título del CMB y no de los otros dos.
Ahora los apoderados de Baldomir han escogido a un rival de sumo peligro para su primera defensa de la corona. Gatti apenas ha perdido cuatro de sus 21 peleas en Atlantic City, ciudad donde su popularidad no tiene parangón.