Deportes

Galeano fue la inspiración


Carlos Alfaro

La gran incógnita que ha rodeado a la tropa pinolera en el torneo de béisbol de los Juegos Centroamericanos y del Caribe es fácil de determinar: ofensiva.
No hay bateo, y sólo el pitcheo, aun cuando se derrotó a Puerto Rico, trata de hacer misión imposible manteniendo a Nicaragua en juegos cerrados frente a grandes artillerías.
Los cambios de jugadores son inevitables en situaciones como ésta, pero, ¿de dónde Omar Cisneros va a hacer los movimientos correspondientes, si se encuentra limitado?
La única opción es Larry Galeano, y justo en el momento que lo utilizó el joven receptor no desaprovechó la oportunidad y fue clave en el triunfo nica 4x3 ayer sobre los boricuas.
En un momento en que el bateo de Nicaragua lucía trabado una vez más, en el cierre del noveno, Galeano en su primer turno del certamen descargó sencillo, y luego se convirtió en la carrera que dejó tendidos a los caribeños, siendo la primera victoria pinolera en Cartagena.
“Cuando entré al juego sabía que no sólo se trataba de un turno más, sino del clave para alcanzar el triunfo”, dijo Galeano.
“Por eso, ahí me enfoqué de lleno y, gracias a Dios, mi imparable luego se convirtió en la carrera de la victoria”.
Larry entró en sustitución de Adolfo Matamoros, quien ha sido el receptor titular de la selección, pero que no ha tenido el rendimiento ofensivo esperado.
“Fue un juego muy complicado, revestido de mucho dramatismo, pero nosotros ya estamos para esto. Creo que por tantos juegos que realizamos nos convertimos en buenos manejadores de presión y, aunque hubo un poco en ese turno ante Puerto Rico, estaba muy optimista”, añadió Galeano.
Otro de los jugadores que celebró a lo grande el encuentro fue Julio César Raudez, quien, pese a salir sin decisión luego de seis episodios de labor, tuvo una presentación catalogada como muy buena, al mantener siempre a Nicaragua al frente, mientras la anemia ofensiva afectaba a los artilleros pinoleros.
“No importa si era yo el ganador u otro lanzador, acá lo que se buscaba era la victoria y lo bueno fue que la logramos”, dijo Raudez.
“Ellos fueron muy competitivos, presentaban buen pitcheo, y el bateo siempre fue amenazante, pero, aunque sufridos, logramos superarlos y ya estamos en la siguiente ronda”, añadió.
La carrera que anotó Galeano y que sirvió para dejar en el terreno a Puerto Rico fue impulsada por Norman Cardoze, cuando el conteo era adverso para el artillero nica.
“No me sentía cómodo en el cajón de bateo, porque el calor estaba insoportable y, además, nosotros no tuvimos una gran preparación para este evento”, dijo Norman.
“Esperemos que éste sea el inicio de algo bueno para Nicaragua en este torneo, y que las cosas nos salgan bien en lo que resta del mismo”.
El mentor de la selección, Omar Cisneros, manifestó que el que no batea no merece ganar, pero en un juego en que ambos clubes presentaron anemia ofensiva “Dios estuvo con nosotros”, dijo Cisneros, quien añadió que por la forma como ha actuado la ofensiva él ha tratado de buscar suerte, y por ello ha montado algunas jugadas para algunos muy cuestionadas, pero para él son simplemente “buscadores de milagros”.