Deportes

Rossi prefiere la moto


BERLÍN / AFP -El italiano Valentino Rossi, séptuple campeón del mundo de motociclismo, explicó ayer a la prensa que desistió de pilotar en Fórmula 1 por su "amor por la moto" y porque quiere llevar una vida anónima, algo que según él es más difícil formando parte del 'circo' automovilístico.
"Fue un honor para mí probar con la escudería Ferrari. Pero pronto me di cuenta de que mi corazón pertenece a la moto, mi único amor", declaró Rossi al periódico alemán Die Welt.
Rossi añadió: "Vivo en Londres y nadie me molesta. Eso no sería posible en Italia", país de la escudería Ferrari.
"Si me hubiera convertido en piloto de Ferrari, incluso en Londres, la gente me reconocería y ese pequeño factor me hizo la decisión más fácil", dijo en alusión a su prolongación con Yahama, con la que ayer ganó en Alemania la décima prueba del Mundial de MotoGP, cuyo título defiende.
En Alemania, obtuvo la 83ª victoria de su carrera y retomó el pulso del Mundial de MotoGP. Se convirtió además en el primer piloto que pasa de la simbólica cifra de 3.000 puntos en el Campeonato del Mundo.
Con el éxito en el Gran Premio Germano, disputado en el circuito de Sachsenring (este), Rossi, de 27 años, advirtió que están equivocados quienes, por sus problemas mecánicos y una lesión en una mano, le creían sin opciones para revalidar el título.
Si bien el estadounidense Nicky Hayden, tercero este día, conserva el liderato con 169 puntos, el italiano Rossi pasó a la segunda posición con 143, en detrimento del español Dani Pedrosa, que con su cuarto puesto final --después de partir en 'pole position'-- bajó a la tercera plaza (140 puntos).