Deportes

Mosley impone su ley


LAS VEGAS, EU / AFP -El estadounidense Shane 'Sugar' Mosley noqueó por segunda vez al méxico-estadounidense Fernando 'Feroz' Vargas, en el sexto asalto de una pelea de revancha, a 12 vueltas, de los pesos Superwelters, disputada la noche del sábado en Las Vegas (Nevada).
Mosley estuvo dominando el combate hasta que a los 2:38 minutos del sexto round descargó una andanada de golpes sobre su maltrecho rival, lo que obligó al árbitro estadounidense Kenny Bayles a detener el pleito.
En febrero de este año Mosley había derrotado a Vargas con otro fuera de combate en la décima vuelta.
Tras este resultado Mosley tiene ahora un récord de 43-4, con 37 triunfos por nocaut, mientras Vargas encajó su cuarto revés en 30 peleas.
El combate Vargas-Mosley decepcionó a miles de espectadores que esperaban un mejor desempeño del 'Feroz', quien había prometido desquitarse del nocaut recetándole a su rival la misma medicina.
Sin embargo, Vargas estuvo muy lejos de la forma que le llevó a ser monarca Superwelter de la AMB y del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) hace cuatro años.
Vargas comenzó la pelea con la idea fija de cumplir su palabra de noquear a Mosley, pero se encontró con un fantasma imposible de conectar, que le mantuvo a distancia con un buen jab y ocasionales contragolpes de izquierda al rostro.
En este plan, Mosley se llevó el primer tercio del combate, cerrando el cuarto asalto con una potente derecha a la cara.
Para el descanso del quinto acto, 'El Feroz' se fue a su esquina con el ojo derecho inflamado y el rostro ensangretado, producto de un corte.
Mosley recibió a Vargas en el sexto con un terrible derechazo a la cabeza, que le paró el impulso con que había salido, y le cruzó con un explosivo gancho de zurda al mentón que le derribó.
Vargas tuvo problemas para levantarse, pero Bailes le alargó la agonía con un conteo permisivo y le envió nuevamente al ruedo, sólo para que Mosley le soltara otra andanada de golpes que obligaron al réferi a detener el pleito antes de que el 'Feroz' saliera más lastimado.
Con este triunfo Mosley se coloca en línea para conseguir una pelea por el título de las 154 libras (69,8 kilos) contra cualquiera de los tres campeones actuales.
En otros combates, el estadounidense Juan 'El Torito' Díaz y el mexicano Daniel Ponce de León conservaron sus respectivas coronas de campeones mundiales de los pesos Ligero y Supergallo.
Díaz (30-0, 15KO), derrotó por nocaut en el noveno asalto del filipino Randy Suico, para revalidar por cuarta ocasión la faja de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ganada en noviembre de 2004.
Ponce de León (29-1, 27 nocauts) noqueó en el primer round al tailandés Sod Looknongyangtoy (27-2), en un pleito revancha.