Deportes

Se retiró Dávila


Leopoldo López

En el juego número uno de retiro de Bayardo Dávila ante la fanaticada granadina, los Tiburones del Granada cayeron vencidos 4x2 ante el Bóer.
Pero más allá del resultado, fue extraordinario ver a Bayardo batear de 4-3, con una carrera empujada, recibiendo el aliento de su afición, que cada vez que tuvo turno al bate le coreaban “short stop número uno por siempre”.
“Quería decirle adiós al pueblo de Granada que me vio jugar, muchísimo me apoyó, siempre los llevaré en mi corazón, tanto a la fanaticada local como de todo Nicaragua, a la que siempre le respondí”, dijo Bayardo.
Dávila no se siente mal pagado del béisbol, considera que los aficionados se fueron satisfechos con su labor beisbolera que se extendió durante 20 años. Al cumplir 39 años de edad, él considera que es tiempo para retirarse, lo que consultó con sus familiares.
Su hijo será un buen pelotero
Bayardo Dávila júnior es el nombre de su hijo, al que quizás muy pronto veamos jugando la posición de su padre, respaldando al equipo de Granada. Ésos son los sueños de su abuelita Miriam Margarita Montiel de Dávila, madre de Bayardo Dávila Montiel.
“Mi hijo fue un magnífico jugador, siempre lo apoyé junto con su padre Ernesto Dávila, a quien le gustaba llevarlo a ver los juegos al estadio Flor de Caña y cuando se convirtió en jugador lo aconsejamos que no protestara en el terreno por los problemas que surgen”.
Agregó que se siente orgullosa de su hijo, quien desde los 17 años comenzó a jugar béisbol y desde niño siempre le decía que no le gustaba ver que los jugadores del Granada cometieran errores, “va a ver cuando yo juegue, no va a perder. Se le cumplieron su deseos y ahora se retira lleno de victoria”, puntualizó la mamá del mimado de la afición granadina.
En el juego, Berman Conde fue el pitcher ganador y perdió Freddy Jarquín.
Los mejores bateadores por el equipo Bóer fueron Ruddy Vivas, de 4–3, un jonrón, Francisco Hernández, de 3–2, empujó dos carreras y decidió, Jimmy González, de 3-2. Por el Granada, Francisco Obando de 2–2, Dávila de 4–3, Iván Marín 3–2.