Deportes

Espectacular carrera


MONTELIMAR, Francia / AFP -El alemán Jens Voigt (CSC) ganó este sábado la 13ª etapa del Tour de Francia ciclista, al superar tras una monumental escapada de casi 210 km al español Oscar Pereiro, que, sin embargo, se enfundó la malla de líder de la general.
El pelotón llegó con casi media hora de retraso a la meta de la etapa más larga del Tour-2006, de 230 km entre Béziers y Montelimar. Voigt se impuso en la línea de meta a Pereiro, con el que se había descolgado a 4 km del final.
El francés Sylvain Chavanel y el italiano Manuel Quinziato, que parecían los más fuertes del grupo de cinco escapados, se quedaron atrás en esa arrancada de Voigt y se clasificaron por ese orden, a 40 segundos.
El ucraniano Andriy Grivko, quinto hombre de la escapada, fue distanciado a 26 km de la meta.
La fuga nació en el km 21 de la etapa que se corrió con un calor sofocante ante gran número de espectadores, y se fue distanciando según se avanzaba en el recorrido.
En el kilómetro 150, la distancia ya era de más de 20 minutos y siguió aumentando gracias a la falta de reacción de un pelotón que avanzaba tranquilamente, conducido por los compañeros de equipo del entonces maillot amarillo, el estadounidense Floyd Landis (Phonak), que no intentó defender su posición.
En la salida, el mejor clasificado del grupo, Pereiro, era 46º, a 28 minutos y 50 segundos de Landis, con lo que la media hora que sacó al pelotón le bastó para ponerse líder.
La distancia más importante de una escapada en los Tours de la época moderna se remonta a 2001, cuando una escapada de 14 corredores precedió al pelotón en 35 minutos y 54 segundos en la llegada a Pontarlier.
Pereiro, de 28 años, fue décimo en las dos últimas ediciones del Tour. En 2005, ganó la etapa de Pau y fue elegido corredor más combativo de la prueba. Acaba de dejar el equipo Phonak, con el que corrió cuatro años, para unirse al Caisse d'Epargne.
Voigt, de 34 años, consiguió su segundo triunfo individual en el Tour, cinco años después de imponerse en Sarran. El berlinés de 34 años daba así al CSC, privado de su líder el italiano Ivan Basso (apartado por el escándalo de dopaje), su primera victoria este año en el Tour.