Deportes

Mano dura en el “Calcio”

* Juventus, Fiorentina y Lazio descienden a 2ª, Milán no jugará la Champions

Juventus de Turín, Fiorentina y Lazio Roma descienden a 2ª división y el AC Milán permanece en 1ª división aunque no jugará la Liga de Campeones, por su implicación en el escándalo del Calcio, anunció ayer viernes el tribunal disciplinario de la Federación Italiana de Fútbol.
La ‘Juve’, centro del escándalo de partidos amañados y corrupción de árbitros en el fútbol italiano, será penalizada además con 30 puntos, una situación que retrasaría su ascenso al menos en dos años. Por su parte, la Fiorentina será castigada con 12 puntos menos y la Lazio Roma con siete.
Además, la “Juve” fue privada de sus dos últimos títulos de liga italiana, el de 2004-2005 y no recibirá el de 2005-2006.
Por su parte, el AC Milán de Silvio Berlusconi es el único de los cuatro clubes implicados que se mantiene en la máxima categoría, aunque comenzará la campaña 2006-2007 con 15 puntos menos y no jugará la Liga de Campeones porque se le retiran 44 puntos de su clasificación final en 2005-2006.
Los cuatro clubes están implicados en un gigantesco escándalo de partidos amañados en la temporada 2004-2005 y son acusados de haber conseguido arbitrajes favorables en esa campaña.
Ahora tienen hasta el lunes para apelar esas decisiones y las sanciones definitivas se conocerán antes de fin de mes.
Entre los acusados de “fraude deportivo” o “falta contra la ética deportiva” destaca el ex director general de la Juventus, Luciano Moggi, considerado el cerebro del sistema de partidos amañados. Fue sancionado con una suspensión de cinco años de toda función deportiva y el tribunal propuso que sea expulsado de la federación.
También suspendió por cinco años y propuso la expulsión del ex administrador delegado del club turinés, Antonio Giraudo.
Por su parte, el administrador delegado del AC Milán, Adriano Galliani, fue condenado a un año de suspensión.
El presidente honorario de la Fiorentina, Diego della Valle, fue condenado a cuatro años de suspensión y a pagar una multa de 30.000 euros.
El patrón de la Lazio Roma, Claudio Lotito, fue suspendido tres años y seis meses y multado con 40.000 euros.
Por el contrario, el tribunal absolvió a cinco de los ocho árbitros acusados.