Deportes

Klinsmann dimite, pese a peticiones


BERLÍN / AFP -El alemán Jurgen Klinsmann anunció ayer su renuncia a seguir entrenando al equipo germano de fútbol, tercero en el reciente Mundial organizado en su país, porque se siente "sin la fuerza" necesaria, y porque le sucederá como seleccionador su adjunto, Joachim Low.
"La decisión no fue fácil de tomar, pero quiero pasar más tiempo con mi familia", declaró Klinsmann en una conferencia de prensa en la sede de la Federación Alemana de Fútbol (DFB).
"Los dos últimos años fueron difíciles, me siento vacío y no creo tener la capacidad y las fuerzas para continuar ese trabajo", añadió visiblemente emocionado.
Seleccionador desde agosto del año 2004, Klinsmann fue muy criticado por sus métodos de entrenamiento, sus idas y vueltas de Alemania a Estados Unidos --donde reside su familia-- y sobre todo los mediocres resultados en la preparación del Mundial.
Este día, la canciller alemana Ángela Merkel se declaró "muy triste" por la decisión de Klinsmann, al que dijo que hay que reconocer haber juntado a un equipo "joven y abierto" que "encantó", lo que el domingo quedó demostrado, cuando un millón de personas aclamaron a la Mannschaft en Berlín.
Con la presión de todo el país, el campeón del mundo de 1990, como jugador, hizo de un equipo hundido, tras su eliminación prematura en la Eurocopa-2004, toda una potencia mundial.
En total, al frente del combinado cosechó 21 victorias, siete empates y seis derrotas. Además, también dirigió al equipo que quedó tercero en la Copa Confederaciones del año pasado.
Sobre su sucesor, al que rescató para hacerlo, ante la sorpresa general, su ayudante, dijo: "Estoy contento de que Joachim Low siga la tarea que emprendimos hace dos años. 'Jogi' fue para mí un compañero valioso en este trabajo y estoy seguro de que hará una buena labor".
Low, alemán, de 46 años, antiguo jugador de segunda categoría de su país, hizo carrera como entrenador en el Stuttgart de la Bundesliga y en el Fenerbahce de la Primera División turca.