Deportes

Brasil rinde homenaje a Zidane

Periódicos brasileños destacan al "ídolo francés" y capitán de los 'Blues' como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos.

Los brasileños seguirán este domingo la final de la Copa del mundo de fútbol 2006 entre Italia-Francia en Berlín, un torneo en el que "Brasil no jugó dignamente", según prensa e hinchas, mientras muchos rinden homenaje al ídolo galo Zinedine Zidane en su último partido oficial.
En Rio, el principal diario, O Globo, resume el sentimientos generalizado con una respetuosa despedida en francés en sus páginas deportivas: "Au revoir Monsieur Zidane!". El periódico subraya que "el ídolo francés" y capitán de los 'Blues' es uno de los mejores jugadores de todos los tiempos.
En cambio, todos muestran su indignación con la 'Seleçao', que "ni siquiera logró jugar un fútbol digno de la escuela brasileña", según O Globo, por lo que verán la final por televisión.
Nada especial ha sido previsto en las calles de las ciudades brasileñas, donde y muchos decorados con los colores de la bandera brasileña fueron retirados de la vía pública.
El sábado pasado, los brasileños conocieron una nueva frustración con la derrota de Portugal ante Alemania (3-1) por el tercer puesto. Precisamente, el entrenador campeón con la 'Seleçao' en Corea-Japón 2002, Luiz Felipe Scolari, 'Felipao', dirige a los lusitanos.
Este domingo, el consulado francés en Rio de Janeiro abrió sus puertas para todos los franceses y brasileños que "quieran vibrar juntos" con la final.
Numerosos brasileños estarán junto a sus verdugos en cuartos de final, los 'Bleus', porque consideran que si Italia gana su cuarto Mundial se acerca peligrosamente al pentacampeonato que sólo posee Brasil.
"Los franceses sólo serían bicampeones a lo sumo, todo el mundo aquí admira a 'Zizou', aunque nos ganó. Nuestra derrota fue merecida. ¡Las estrellas brasileñas no hicieron nada!", declaró a la AFP Marcia Bezerra, una aficionada de 36 años, que apoyará a Francia.
Los comentaristas deportivos, por su parte, subrayan que esta final entre Italia y Francia es "el adiós de una generación", con la partida de Zinedine Zidane, y la retirada a nivel internacional de Lilian Thuram, Patrick Vieira, Gianluigi Buffon y Francesco Totti.