Deportes

Sorprenden a Boonen


El español Oscar Freire superó al portador del maillot amarillo, el belga Tom Boonen, en el sprint de llegada de la quinta etapa del Tour de Francia, ayer jueves, en Caen (oeste).
Freire, tres veces campeón del mundo (1999, 2001 y 2004), superó por un cuerpo a Boonen, su sucesor en el palmarés mundial, que espera todavía su primer triunfo de etapa en el Tour de 2006.
El inesperado Inaki Isasi cruzó la línea en tercera posición, por delante del alemán David Kopp y del australiano Robbie McEwen (5º), ganador de dos etapas desde el inicio de la ronda gala.
En el sprint, Freire saltó por el lado derecho de la carretera, a casi 200 metros de la línea. El español se anticipó a Boonen, quien, por el otro lado, centró su trayectoria para colocarse a la rueda del ciclista de Rabobank, sin llegar a remontar.
“Estoy realmente contento de mi debut en el Tour”, comentó Boonen, que intentó poner al mal tiempo buena cara. “Cometí un error en los últimos 300 metros. Ha sido mi culpa, no la de mis compañeros. Creo que estoy demasiado nervioso”.
En esta etapa llana de 225 kilómetros, disputada a una media de 42 km/h, el francés Samuel Dumoulin y el alemán Bjorn Schroder protagonizaron una larga escapada que tomó cuerpo en el kilómetro 20 con otros ciclistas que se fueron poco a poco descolgando (Quinziato, Lang, De Groot, Righi, Tankink, Augé).
El dúo franco-alemán se entendió a la perfección hasta la entrada en Caen. La diferencia máxima alcanzó los 12 minutos y 50 segundos, la más elevada desde la salida del Tour de 2006, antes de que el pelotón acelerara el ritmo entre chubasco y sol.
La ventaja de los escapados fue disminuyendo poco a poco, de manera regular (cinco minutos a 50 km, dos minutos y 30 segundos a 20 km, un minuto a 10 km), y la neutralización se llevó a cabo a la entrada en Caen, a tres kilómetros de la línea de meta.
El ciclista español, de 30 años, disputa por tercera vez la Grande Boucle. En su primera participación, Freire, que vestía entonces el maillot arcoiris, había superado en el sprint a McEwen, en la llegada de la etapa de Sarrebruck (Alemania).
Hoy, la sexta etapa enlaza Normandía con la Bretaña, con un recorrido de 189 kilómetros entre Lisieux y Vitré.