Deportes

Encarcelan a preparador físico de Barry Bonds


El preparador físico personal del toletero Barry Bonds fue enviado a la cárcel por desacato a la autoridad, luego que se negó a testificar el miércoles ante el gran jurado federal que investiga al jugador de los Gigantes de San Francisco por perjurio.
Greg Anderson ya estuvo en la cárcel tres meses, por haberse declarado culpable el año pasado por estar involucrado en el escándalo de esteroides de Balco.
El preparador físico fue removido de la corte del juez William Alsup por dos alguaciles. Anderson será encarcelado en una prisión federal cerca de Dublin.
El gran jurado investiga si Bonds mintió cuando le testificó al gran jurado original del caso Balco, en diciembre de 2003, que él nunca usó esteroides u otras sustancias prohibidas.
Alsup, dijo Anderson, será liberado cuando el gran jurado termine su periodo, que será en las próximas semanas
“Todas las personas, incluyendo el presidente de los Estados Unidos, tienen que dar testimonio ante la Corte Suprema”, le dijo Alsup a Anderson antes de mandarlo a prisión.
El juez negó la petición de Anderson de poner fianza o mantenerse en libertad, mientras su abogado, Mark Geragos, apelaba la decisión.
“Hasta ahora han hecho un gran trabajo para posponer este día, pero no voy a permitir que lo sigan haciendo, porque saben que el gran jurado pronto va a desaparecer”, sentenció el juez.
A pesar de que Geragos, el fiscal y el juez dijeron que el periodo del gran jurado pronto va a concluir, ninguno quiso dar la fecha exacta.
Los Gigantes dijeron que Bonds no iba a comentar sobre el caso de Anderson.
Geragos argumentó que Anderson no tenía que testificar, debido a las numerosas veces que se filtró información del gran jurado original en el caso de Balco, que ha llegado a publicarse en un libro escrito por dos reporteros del periódico “San Francisco Chronicle”.
Además, dijo que la grabación en la que Anderson admite haberle administrado drogas a Bonds fue ilegalmente obtenida.
El “San Francisco Chronicle” reportó que Anderson dijo en la grabación que le dio drogas indetectables a Bonds en 2003, para pasar una prueba antidopaje de las Mayores. El fiscal reveló que su oficina obtuvo una copia de esa grabación el verano pasado.
El fiscal federal Matthew Parella alegó el miércoles que el gran jurado necesita la asistencia de Anderson para interpretar los calendarios que aparentemente tienen los nombres de atletas y las fechas que se les debía administrar las sustancias ilegales.
“Necesitamos que explique bien estos calendarios la persona que los hizo”, dijo Parella de los documentos que fueron obtenidos por investigadores en la casa de Anderson, en 2003.
Parella declinó comentar fuera de la corte.