Deportes

La final del Mundial: Francia-Italia

Portugal ve partir sus esperanzas de disputarse por primera vez la final de un Mundial.

La final de la Copa Mundial de Fútbol Alemania 2006 se disputará este domingo enfrentando a dos potencias del fútbol: Italia y Francia. Los francos derrotaron a una ilusionada Portugal 1 a 0, que se debe conformar en competir por el tercer lugar del torneo contra el anfitrión Alemania.
A pesar de la derrota, que se produjo por un penalti cobrado por el capitán francés, Zinedine Zidane, Portugal hizo historia en este Mundial, al acudir por primera vez a una semifinal mundialista.
Previo al encuentro, la prensa portuguesa animó a su equipo con jocosos titulares que llamaban a los lusos a “desplumar” a Francia, que llegaba al partido después de haber derribado a la favorita del torneo: Brasil.
El sueño de los portugueses se terminó en el minuto 33 del primer tiempo, cuando Zidane cobró un gol de penalti que marcó la ventaja a Francia. Una patada dentro del área de Ricardo Carvalho sobre el punta galo Thierry Henry fue sancionada por el árbitro uruguayo Jorge Larrionda, pese a las protestas de los portugueses y, especialmente, el seleccionador Luiz Felipe Scolari.
Zidane convirtió la pena máxima de tiro potente y ajustado al poste derecho de la meta de Ricardo. Los dos equipos comenzaron con bastantes precauciones, más pendientes de no encajar un gol que de buscar la portería contraria.
Portugal, sin embargo, puso a prueba al portero francés Fabien Barthez, que resolvió bien un remate de Deco y Maniche lo intentó sin suerte desde fuera del área. Tras el gol, el equipo luso se lanzó abiertamente al ataque pero Cristiano Ronaldo tampoco encontró la vía del gol.
De esta manera, los portugueses abandonan el sueño de hacerse con la Copa del Mundial. Sueño que se había convertido en la esperanza de Portugal, que sin embargo hizo historia al acudir por primera vez a unas semifinales mundialistas.