Deportes

Federer y Nadal imparables


Roger Federer y Rafael Nadal siguen imparables en el torneo de tenis de Wimbledon, donde han superado los octavos de final sin ceder un set.
El suizo, tres veces ganador del título, arrolló 6-3, 6-3, 6-4 al checo Tomas Berdych, uno de los adversarios que parecía capaz de ocasionarle algunos problemas. Pero, como el francés Richard Gasquet y el inglés Tim Henman, el joven tenista, de 20 años, 14º mundial, fue barrido de la pista en menos de hora y media.
Quedan lejos los tiempos donde Berdych había derrotado al mejor jugador del mundo en los Juegos Olímpicos de Atenas. El checo, que desde entonces ha perdido los tres enfrentamientos con el suizo, pareció bajar los brazos después de algunos intercambios con un Federer magistral al servicio (21 aces).
Federer, que llevó hasta los 45 partidos su racha de victorias consecutivas sobre la hierba, se medirá al croata Mario Ancic, el que ganó en cinco sets, 6-4, 4-6, 4-6, 7-5, 6-3, a la promesa serbia Novak Djokovic, de 19 años. Sería osado decir que el croata podría inquietar al N.1 mundial, aunque fue el último que le derrotó sobre el césped, en Wimbledon 2002.
Nadal dejó también una gran impresión, pero, al contrario que su rival, se vio beneficiado por un cuadro despejado. Fue así un clasificado, el georgiano Irakli Labadze, quien se cruzó en su camino en octavos, y que perdió ante el español por 6-3, 7-6 (7/4), 6-3.
Labadze, antiguo miembro del Top 50, que ha caído en el anonimato de los torneos Challengers (Segunda División de la ATP), no logró imitar a Alex Metreveli, el último georgiano que disputó los cuartos de final en Wimbledon 1974, bajo la bandera soviética.
En cuartos de final, el mallorquín se medirá a Jarkko Nieminen, un zurdo como él. Se tratará de su tercer adversario de este tipo, desde el inicio del torneo, después de Alex Bogdanovic e Irakli Labadze, pero el finlandés será sin duda el más duro de todos.
En primavera, en Barcelona, Nieminen estuvo a punto de interrumpir la serie de victorias sobre tierra batida que Nadal llevaría hasta las 60 en Roland Garros (tuvo el partido 6-4, 4-1 a su favor). Y sobre la hierba, debería ser todavía más peligroso.
Los dos otros cuartos de final enfrentarán al australiano Lleyton Hewitt con el chipriota Marcos Baghdatis, y al veterano sueco Jonas Bjorkman (34 años) con el checo Radek Stepanek.
La jornada estuvo marcada por un evento histórico en el cuadro femenino, la primera clasificación de una tenista china para los cuartos de final de un torneo de Grand Slam.
Na Li, la mejor de las seis chinas del Top 100, derrotó a la checa Nicole Vaidisova, semifinalista en Roland Garros, en tres sets, 4-6, 6-1, 6-3.
Habrá otra invitada sorpresa entre las ocho aspirantes al título, la francesa Séverine Brémond, 129ª mundial salida de las clasificaciones. El resto del escenario contará con las favoritas: las belgas Justine Henin-Hardenne y Kim Clijsters, la francesa Amélie Mauresmo y las rusas Maria Sharapova, Anastasia Myskina y Elena Dementieva.
Esta última dio la estocada al tenis estadounidense al eliminar a Shenay Perry. Los Estados Unidos no tendrán ningún representante en los cuartos de final, ni en el cuadro masculino ni en el femenino.