Deportes

Alemania a último examen


MONCHENGLADBACH, Alemania / AFP -Alemania intentará pulir sus recurrentes errores defensivos ante Colombia, hoy en Monchengladbach (oeste), en su último amistoso de preparación, a siete días del pistoletazo de salida de "su" Mundial-2006, de fútbol.
Después de una abultada victoria, sin gran significación ante Luxemburgo (7-0), y una vuelta a la realidad ante los rápidos japoneses (2-2), Alemania se enfrenta ahora a la dosis de imprevisibilidad de los sudamericanos.
Aun cuando Colombia está privada de sus estrellas Mario Yepes e Iván Córdoba, debe permitir, a los ojos del cuadro técnico de la 'Mannschaft', preparar la confrontación contra Ecuador, en el grupo A, y después los eventuales duelos contra Argentina o Brasil, en el camino hacia el título mundial.
El partido ante Colombia debe también, y sobre todo, resolver las dudas nacidas de la prestación de la defensa germana en el encuentro ante Japón, el martes.
"No rendimos al máximo ante Japón, así que hemos analizado este partido para mejorar nuestra actuación: está claro que hace falta reaccionar más rápido y mejor cuando perdemos el balón", señaló el seleccionador Jurgen Klinsmann.
"El equipo que iniciará el partido el viernes será el que consideremos que es el mejor en ese momento, pero no tiene por qué ser el que debutará el 9 de junio ante Costa Rica", explicó este jueves Joachim Low, el seleccionador adjunto.
Low indicó que Philipp Lahm, lesionado y operado de un codo al inicio de la preparación, regresará como lateral zurdo "durante el partido, pero no forzosamente como titular".
El regreso de Lahm, de 22 años (17 veces internacional) debería responder a las críticas de los observadores, pero también a las del capitán Michael Ballack, que estimó en una entrevista concedida a la revista Kicker, ayer jueves, que "Alemania no podía continuar jugando así".
"Hace dos años que Jurgen Klinsmann tomó las riendas de un equipo muy joven, pero al día de hoy seguimos cometiendo los mismo errores y tenemos los mismos problemas en defensa", insistió Ballack , en rueda de prensa.
"Tenemos un estilo muy, muy ofensivo, y como mostramos en el partido contra Japón, a veces perdemos demasiados balones", añadió el capitán, que nunca antes había sido tan crítico, en público, con sus compañeros de equipos y sobre todo con las decisiones del seleccionador.
Después del partido ante Colombia, los jugadores alemanes dispondrán de dos días de descanso en familia, y el lunes regresarán a su hotel de las afueras 'chic' de Berlín.