Deportes

“Nadie los aguanta”

* Norman Cardoze aseguró que muchos peloteros están arrepentidos de haber firmado con Granada por las actitudes y las acciones de los directivos Encarnación Villalón y Douglas Lacayo. “Cuando ellos están cerca, se siente como si fuera el infierno”

Carlos Alfaro

Finalmente, Norman Cardoze fue presentado con el papel del “Malo de la Película” tras su exclusión del conjunto Tiburones de Granada, mientras se le daba la imagen de “víctimas” a los directivos Douglas Lacayo y Encarnación Villalón
Sin embargo, Norman, quien indiscutiblemente es uno de los mejores artilleros del país y de quien su ausencia se hará sentir dentro del club, en comunicación telefónica con END habló abiertamente sobre los motivos de su separación del club sultaneco, que está lejos del bajo rendimiento.
“Todo el problema comenzó porque fui el primero y único jugador del equipo que se paró firme contra estos señores y les reclamó un poco de respeto, porque están acostumbrados a avasallar, a tratar mal y ofender, no sólo a los peloteros, sino a todos los nicaragüenses”, dijo Cardoze.
“Todos en ese equipo están incómodos, pero nadie se atreve a decirle las verdades a la señora Villalón y al señor Lacayo”, dijo Cardoze. “Ellos dijeron que yo sugerí que perdiéramos un juego que perjudicaría a los Indios, pero es seguro que si el Bóer se le acerca a Matagalpa en esta recta final, Granada va a tomar esa decisión”, aseguró Cardoze.
Norman dijo que con Villalón y Lacayo, los peloteros de Granada se sentían como en el ‘infierno’. “Lo que más me molestó eran los cuestionamientos de por qué yo no le bateaba al pitcheo de Matagalpa y sí a los otros. Ellos dudaron de mí, y no sólo lo hacían conmigo, sino con todos ahí”.
Uno de los cuestionamientos sobre Cardoze, era que pedía mucho dinero en el club y que ponía de pretexto a sus familiares, sin embargo, el artillero manifestó que jamás le regalaron nada ni le dieron nada.
“Hay un rótulo en el jardín central. Es una empresa patrocinadora del equipo bastante fuerte, y gracias a mí, porque yo lo gestioné, fue que decidieron apoyar al club. Eso ahora no lo miran estos señores o no lo dicen. Sino que sólo lo “malo” y con las versiones que ellos le dan”.
“Referente a que yo mucho pedía, para el 13 de mayo mi hija estaba muy enferma de apendicitis y faltaban sólo dos días para que nos pagaran, y yo les dije que si me podían adelantar mi paga. De ahí se están apegando para cuestionar eso”, añadió Cardoze.
En medio de todo, el artillero agradeció a estos directivos por fijarse en él e invitarlo a ser parte del equipo, sin embargo, dijo: “Pero al final, me siento muy contento y sobre todo relajado, porque ya no me voy a estar amargando la vida con los dos directivos”, concluyó diciendo Norman.