Deportes

Zidane se despide del Saint- Denis


El rosario de despedidas que afronta Zinedine Zidane desde que anunció su retirada tras el Mundial de Alemania vivirá hoy un nuevo capítulo, cuando el 10 de los “bleus” diga adiós al Estadio de Francia, la catedral de sus prodigios.
El amistoso que Francia jugará hoy contra México será el último partido de Zidane en el Estadio de Francia, puesto que los otros dos encuentros de preparación se jugarán en Lens y Saint-Etienne, antes de que los franceses pongan rumbo a Alemania, el último reto de Zizou.
La historia de Zidane vestido con la camiseta nacional de su país ha tenido en el Estadio de Francia o Saint-Denis un escenario privilegiado, mientras que el mayor campo de fútbol del país ha visto cómo Zizou escribía buena parte de los renglones de su biografía.
Zidane bautizó las porterías de Saint-Denis con un gol ante España en el partido inaugural y unos meses más tarde selló con dos tantos ante Brasil la final del Mundial de 1998, el primer gran evento que acogía el recién construido estadio.
Ese día comenzó la historia de amor entre Zizou y el Estadio de Francia, cuyo público ha mimado siempre a Zidane, el cual ha correspondido con algunas de sus mejores actuaciones.
En once ocasiones ha marcado Zidane en el Estadio de Francia, donde nunca ha ocultado que se siente como en casa.
Arropado por el calor de la grada, Zizou se ha transformado en Saint-Denis, ha dejado atrás malas rachas y ha demostrado que el entorno influía en su juego.
Cuando en su club se le veía triste, Zidane se recetaba un baño de masas en el Estadio de Francia, una cura que le devolvía confianza y le reconciliaba con su mejor fútbol.
En el Estadio de Francia celebró el centenario de la FIFA, en un amistoso contra Brasil en el que Zidane contribuyó con su genio a festejar el fútbol, en un partido en el que hubo mucho “jogo bonito” y ningún gol.
Además jugará su partido número 100 como internacional que lo convertirá en el cuarto jugador de “Les Bleus” en llegar a la centena de encuentros, por detrás de Didier Deschamps, Lilian Thuram y Marcel Desailly, que jugó 116.