Deportes

Suspenden a Barrett


Michael Barrett, receptor de los Cachorros de Chicago, recibió una suspensión de 10 juegos, por lanzar puñetazos a su rival de los Medias Blancas de Chicago A.J. Pierzynski, después de una colisión entre ambos en un partido del sábado 20, informaron ayer las Grandes Ligas de béisbol.
Barrett y Pierzynski recibieron multas monetarias de montos no revelados por su participación en el incidente, que originó que ambos equipos se trenzaran en una batalla campal en el terreno, durante el segundo inning del partido ganado finalmente por los Medias Blancas, con pizarra de 7x0.
Barrett apeló la suspensión, por lo que jugó ayer con los Cachorros en el encuentro contra Atlanta.
“Pienso que es (una sanción) un poco dura. No nos imaginábamos que serían tantos días”, dijo Dusty Baker, manager de los Cachorros.
Como resultado de la bronca también fueron suspendidos otros dos integrantes de los Medias Blancas.
“Ha sido una dura experiencia”, dijo Barret al conocer de su sanción.
Todo comenzó cuando Pierzynski se deslizó en la goma fuertemente, donde fue sacado out por Barret, gracias a un potente tiro de Matt Murton desde los jardines.
Dando por sentado que había llegado salvo, Pierzynski aplaudió con sus manos después de la colisión, y cuando se dirigía a buscar su casco fue atacado por Barret, quien le lanzó un golpe al mentón.
Seguidamente Barrett fue lanzado al piso por Scott Podsednik, lo que originó que las bancas de ambos equipos se vaciaran para liarse a golpes en el terreno.
En la trifulca, el jardinero de los Medias Blancas, Brian Anderson, lanzó un puñetazo al cuerpo del inicialista de los Cachorros, John Mabry, quien debido a los dolores fue sometido a rayos X, al finalizar el partido.
Anderson fue suspendido por cinco juegos y una multa no especificada, mientras el asistente de tercera base de los Medias Blancas, el puertorriqueño Joey Cora, fue castigado por dos juegos, por acciones agresivas.