Deportes

Heat imbatibles


Houston, EU / EFE -El reencuentro con el mejor juego de equipo permitió a los Heat de Miami ponerse a sólo un triunfo de estar en las finales de la Conferencia Este por segundo año consecutivo, después de ganar en el cuarto partido de la eliminatoria a los Nets de Nueva Jersey.
Mientras, los Clippers de Los Ángeles volvieron a tener en la combinación del alero Elton Brand y el veterano Sam Cassell la fórmula perfecta para conseguir la victoria por 114-107, que les permitió empatar a 2-2 la serie ante los Suns de Phoenix.
Si había alguna duda de que los Heat habían alcanzado otro nivel superior en la competición de las semifinales de la Conferencia Este las despejaron con su actuación y triunfo por 102-92 ante los Nets, para ponerse con la ventaja de 3-1 en la serie al mejor de siete.
De nuevo, el escolta Dwyane Wade, al que el entrenador de los Heat, Pat Riley, considera una "bendición" en el equipo, fue la figura que dirigió su ataque para conseguir 31 puntos y permitir que los Heat vuelvan a su campo del American Airlines Arena, dispuestos a ganar el quinto partido y asegurar el pase a la final.
Wade, que fue siempre una pesadilla para la defensa de los Nets, otorgó ocho asistencias y siete rebotes, para seguir en su línea de imparable.
Pero si Wade cumplió como estrella, los aleros Antoine Walker y Udonis Haslem también surgieron con su mejor juego de la serie, para realizar las acciones decisivas en el tercer periodo, que fue cuando los Heat se pusieron con la ventaja en el marcador, para ya no perderla.
Walker consiguió 20 puntos al anotar 7 de 11 tiros de campo, incluidos cinco de ocho triples, haciendo feliz al entrenador Riley, que vio cómo el jugador que había fichado para ser el especialista en los tiros de larga distancia cumplía con su cometido.
Lo mismo sucedió con Haslem, que aportó 20 puntos y 11 rebotes para combinarse con 16 de los 22 tantos que los Heat consiguieron en el tercer periodo.
"Tenemos la ventaja de 3-1, pero nos queda el triunfo decisivo, el cuarto con el que clasificamos a las finales", declaró Riley, que recordó que el factor de la ventaja de campo en la serie no había sido decisivo, porque su equipo perdió el primero en Miami y lo recuperaron de visitantes.
Esta vez el pívot Shaquille O'Neal no fue factor decisivo para los Heat, pero cumplió con 16 puntos, ocho rebotes, dos asistencias y un tapón en los 35 minutos que estuvo en el campo.
"Lo único que cuenta es que mis compañeros hicieron un gran trabajo, jugamos un buen partido y se cumplió lo que advertí que íbamos a ganar los dos partidos de visitantes", declaró O'Neal. "Somos un equipo ganador y eso me llena de satisfacción".
Los 26 puntos del escolta Vince Carter y el triple doble del base Jason Kidd no fueron suficientes para evitar una derrota, que los deja al borde de la eliminación.
Carter volvió a ser el líder del ataque de los Nets, que se quedó con un 42.9 por ciento de acierto en los tiros de campo.
Kidd volvió a ser el jugador completo del equipo, al aportar 17 puntos, 13 rebotes y 12 asistencias, para conseguir su noveno triple doble como profesional en la fase final.
La marca le permitió empatar con el legendario Wilt Chamberlain para el tercer lugar en la lista de todos los tiempos y poniéndose a sólo uno del segundo lugar que ocupa Larry Bird.
Una vez más, los Clippers y los Suns demostraron que no tienen las mejores defensa de la liga, pero que sí cuentan con todos los elementos para anotar puntos y superar de nuevo la barrera de los 100.
Por los Clippers, Brand anotó 30 puntos, Cassell aportó 28, el alero Corey Maggette consiguió 18, el serbio Vladimir Radmanovic aportó 13 y el escolta Shaun Livingston 11. Por los Suns, Raja Bell marcó 33 puntos y el pívot francés Boris Diaw 21. El base canadiense Steve Nash no tuvo su mejor noche, al quedarse con sólo ocho puntos. El brasileño Leandro Barbosa anotó 15 tantos.