Deportes

Rudel terminó la sequía


Emir Alfaro

Hace tres años fue Colón, ahora el turno fue para Calero. El hondureño César Colón fue el autor de tres goles en la final de la temporada 2002-2003 ganada por el Real Estelí ante Diriangén en el estadio Independencia.
En esa final, Diriangén llegó al Independencia con ventaja de un gol, al ganar 1-0 en Diriamba. En Estelí fue recibido por un Colón inspirado, que con tres “pintas” le quitó el título y lo regaló a la afición norteña.
El domingo 14 el turno fue para Rudel Calero. El costeño agregó dos dianas a una conseguida en el juego de ida y se convirtió en el jugador más importante del triunfo esteliano. De paso terminó con una sequía de goles que traían ambos clubes desde la final de 2002-2003.
A partir de esa final los “clásicos” nacionales entre Diriangén y Real Estelí, sobre todo en las finales, se habían definido por la mínima diferencia, y en las etapas regulares lo frecuente eran los empates sin goles.
Así se terminó con la sequía, primero de goles en las finales y segundo de títulos del Estelí que ahora tendrá la oportunidad de recuperar el título de Campeón Nacional al medirse una vez más al Diriangén.
Para los Caciques haber terminado el encuentro del domingo 3-2 fue ganancia, pues con una goleada en contra el estado anímico con que irían a la Gran Final no sería el mejor.
Pero más allá del marcador, lo cierto es que el Real Estelí borró el campo a los Caciques y el entrenador Mauricio Cruz tendrá que hacer un gran trabajo para levantar el nivel de su equipo de cara al compromiso del próximo domingo en Estelí.
Cruz comentó después de la derrota que Estelí “jugó con más corazón dentro del terreno de juego y por eso sacó su resultado”.
Si la diferencia fue el corazón y el coraje de los estelianos, Cruz tendrá que trabajar los aspectos psicológicos del Diriangén, porque en verdad puso todo su arsenal en el campo, pero no logró ningún resultado.
Con los cambios efectuados el domingo, al final llegó a tener hasta cinco delanteros, pero el problema fue el divorcio con la media cancha, un sector donde ha presentado muchos problemas toda la temporada.
“Queríamos venir a ganar el torneo nacional aquí (Estelí), pero la realidad es que el Real Estelí hizo mejor las cosas. Ahora queda un chance más, no queríamos darles esa oportunidad, pero ni modo, ahora es borrón y cuenta nueva”, dijo el técnico diriambino.