Deportes

Gatlin, el más veloz


El estadounidense Justin Gatlin, campeón olímpico y del mundo, batió ayer el récord mundial de los 100 metros en el transcurso de la reunión de Qatar, al parar el crono en 9.76.
El norteamericano, nacido hace 24 años en Brooklyn, rebaja así en una centésima la plusmarca anterior que poseía el jamaicano Asafa
Powell desde el pasado 14 de junio de 2005, cuando corrió en Atenas en 9.77.
Gatlin, dominador de la velocidad universal en las últimas grandes competiciones, había anunciado su intención de rebajar el crono del caribeño cuanto antes, porque se consideraba en forma para conseguirlo.
Y no defraudó. En las series, el bicampeón mundial, que llegaba con el mejor tiempo del año igualado con
Powell (9.95), avisó con un magnífico crono de 9.85.
En la final corrió por la calle cuatro, se vio presionado de salida por el nigeriano Olusoji A. Fasuba y ayudado por un viento favorable de 1,7 m/s, y tras una gran progresión en la segunda mitad de la carrera rebajó el tope universal hasta los 9.76, para borrar a Powell del tope de la lista mundial. Incluso, pletórico, aventuró que rebajaría más veces dicho crono.
Fasuba acabó en la segunda posición con un tiempo de 9.84, nuevo récord de África, y el también estadounidense Shawn Crawford, tercero, ya no pudo bajar de los diez segundos (10.08).
Si la final de 100 metros presentó un panorama muy cercano a una carrera definitiva de una gran competición, la reunión de Doha contó con un buen número de figuras en otras pruebas.
En la versión femenina del hectómetro, la campeona mundial, Lauryn Williams, se vio sorprendida por Stephanie Durst, quien ganó con un crono de 11.12. Durst, en cambio, no pudo en los 200 metros con Allyson Felix, campeona universal de la distancia, quien se impuso con claridad con 22.77, su mejor marca de la temporada.
El kuwaití Mohammad Al-Azemi rebajó el mejor tiempo mundial del año en los 800 metros con 1:44.79, lo mismo que los kenianos Alex Kipchirchir (3:34.29) en los 1.500 y Isaac Kiprono Songok (7:28.97) en los 3.000.
El rumano Marian Oprea se hizo con la victoria en el triple salto (17,29) en detrimento del brasileño Jadel Gregorio (17,20), pero mucho más clara fue la del lituano Virgilijus Alekna en disco (69,47).
La rusa Oksana Udmurtova provocó otra de las sorpresas de la reunión en la longitud femenina. Ganó con la mejor marca mundial de la temporada con 7,02 por delante de toda una ilustre como su compatriota Tatyana Lebedeva.
El etíope Meseret Defar (4:06.11) estuvo intratable en los 1.500 metros, y la keniana Jeruto Kiptum en los 3.000 obstáculos (9:35.65), en tanto que la sueca Kajsa Bergqvist ganó la altura con 1.97, la misma marca con la que terminó la croata Blanka Vlasic.