Deportes

Pierre aguó fiesta en San Francisco


Barry Bonds estaba listo para hacer historia. Juan Pierre hizo que la espera del toletero se prolongara.
Pierre saltó para atrapar una bola de espaldas a la cerca del jardín central para robarle a Bonds lo que pudo haber sido su cuadrangular número 714, con el que hubiera empatado a Babe Ruth, el segundo mejor jonronero de todos los tiempos.
Sin embargo, los Gigantes de San Francisco vencieron por 6x1 a los Cachorros de Chicago la noche del martes.
“Sé que le arruiné la noche a unas 40,000 personas”, dijo Pierre.
Bonds, quien descansó la noche del lunes cuando los Gigantes enfrentaron a Houston, se fue de 4-1 con un sencillo dos noches después de llegar a 713 bambinazos con un disparo de 450 pies en Filadelfia.
En la primera entrada recibió un pasaporte en cinco lanzamientos, en la cuarta elevó al jardín central, en la quinta observó la atrapada de Pierre, en la séptima logró su hit y en la octava elevó al jardín derecho.
Salió del parque sin hablar con la prensa, y fue abrazado por su hija de 7 años, Aisha, fuera de la casa club, cuando abandonaba las instalaciones.
Pierre se lanzó contra el muro para atrapar la bola conectada por Bonds, que parecía destinada a la tribuna.
“Pensé que la bola se iba”, dijo el dominicano Moisés Alou, compañero lesionado de Bonds, quien observó el turno mediante un televisor en la casa club. “No sé si la bola se hubiera ido sobre la barda, pero cuando él hizo contacto, yo estaba seguro de que era un jonrón”.
Bonds elevó al jardín derecho en la octava entrada.
Dos de sus compañeros lograron cuadrangulares.
Lance Niekro conectó un vuelacercas de dos carreras y remolcó otra con un sencillo, mientras que Randy Winn añadió un garrotazo solitario por San Francisco, para ayudar a que Jason Schmidt (3-2) ganara su sexta decisión consecutiva contra los Cachorros y se apuntara su tercer triunfo al hilo.