Deportes

Oscar se toma su tiempo


LAS VEGAS
Oscar de la Hoya reflexionará las próximas dos semanas sobre su futuro en las doce cuerdas.
A pesar de que su impresionante victoria sobre Ricardo “El Matador” Mayorga le abre las puertas a una infinidad de opciones de cara a un combate final para cerrar su carrera, incluyendo una súper pelea ante Floyd Mayweather Jr., l ahora campeón Súper- Wélter, del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), sugirió que podría inclinarse al retiro.
“La pelea con Mayweather Jr. la han mencionado anteriormente, porque he reiterado que deseo enfrentar al que represente el mejor reto. Ahora mismo no estoy pensando en eso. Tengo que admitir que Mayweather es el mejor libra por libra y la realidad es que me tengo que sentar con varias personas y discutirlo”, dijo. “Por el momento, me regreso a Puerto Rico con mi familia, para descansar y luego tomaré una decisión”.
La presencia de Floyd Mayweather, padre, en la esquina de De la Hoya podría ser la ficha del tranque para una mega pelea, debido a que el entrenador ha dicho que no desea formar parte del pleito contra su propio hijo. Incluso, De la Hoya indicó que no estaría dispuesto a pelear sin contar con su ayuda.
“Con la primera persona con la que me tengo que sentar a conversar es con Mayweather, padre. Si peleo otra vez tengo que tener a Floyd, padre, en mi esquina. La decisión que anunciaré en las próximas semanas tomará a mucha gente por sorpresa”, comentó. “No tengo nada concreto, me gusta pelear con los mejores. Obviamente están Antonio Margarito y Winky Wright junto a Mayweather. O si regresa (Félix) Trinidad... Cuando descanse van a quedar sorprendidos de con quién voy a pelear en septiembre”, continuó.
Sobre su victoria ante Mayorga aseguró que dejó en el pasado la mala sangre que pudo haber existido entre ellos. “Luego de la pelea le dije a Mayorga que lo perdonaba por las cosas que dijo y que la gente que estuvo observando también lo perdona. Me dio crédito cuando me dijo que soy un verdadero campeón, que me respetaba y nos abrazamos”, confesó De la Hoya.
De hecho, Mayorga no estuvo disponible en la conferencia de prensa post-combate, pero su entrenador Jackie McKinley expresó a PRIMERA HORA su visión del combate.
“Ricardo no era el mismo hombre que salió de los entrenamientos en Miami. Creo que no estaba enfocado, tenía su mente en demasiadas cosas, toda la gente que trajo en el viaje. Para esto hay que tener disciplina y la mente en el trabajo”, sostuvo.