Deportes

Fue masacre

* Al minuto y 25 segundos del sexto round, todo terminó * Calidad boxística de Mayorga quedó al desnudo * De la Hoya dominó fácil el combate * Es la novena corona de De la Hoya en seis categorías

Carlos Alfaro

Velocidad y precisión, claves para Oscar

Mayorga destronado y destruido

En la tarjeta de END, no hubo round ganado para Mayorga, pese a que en el tercer round una poderosa derecha en upper hizo trastabillar a DLH. El peleador norteamericano absorbió todo lo que le tiró el “Matador”, y al final él no sólo cumplió con los atributos que se le mencionaban, sino que se robó los de su contrincante

Enviado Especial/Las Vegas
La señal de una noche difícil llegó temprano en la pelea.

Oscar de la Hoya ensayó una combinación de derecha e izquierda para mandar al “Matador” a la lona, y ese fue el inicio de la gran tunda que recibiría el peleador pinolero, durante los seis asaltos que duró el combate.
De la Hoya fue mejor en todos los aspectos y visto desde cualquier ángulo, noqueó a Ricardo Mayorga en el sexto round para arrebatarle la corona de las 154 libras del CMB, que es la novena que el Golden Boy consigue en seis diferentes categorías.
Velocidad, precisión, empuje, ataque, y hasta “determinación” de la cual muchos expertos, incluido Emanuel Stewart, consideraban que Ricardo estaba en ventaja.
Desde el primero al sexto, fue claro dominio de De La Hoya.
En el primero, Mayorga salió agresivo, pero tras ser enviado a la lona, se tornó más en un púgil defensivo, aspecto que no domina para nada.
Por primera vez se le vio pelear en reversa, atemorizado por las combinaciones relampagueantes del “Chico de oro”.
Tras perder el primer asalto, la tónica del combate no varió para nada en los siguientes. De la Hoya se mostró más confiado, expuso más y siempre salió al frente, aún cuando recibió buenas conexiones.
En la tarjeta de END no hubo round ganado para Mayorga, pese a que en el tercero una poderosa derecha en “upper” hizo trastabillar a DLH. El peleador norteamericano absorbió todo lo que le tiró el “Matador”, y al final él no sólo cumplió con los atributos que se le mencionaban, sino que se robó los de su contrincante.
Pese a que Mayorga nuevamente se mostró débil en cuanto a condiciones físicas, el golpeo incesante y preciso de DLH hizo pensar que ni el mejor Mayorga tenía chance ante él.
En el sexto asalto, “El Matador” tenía maltratado del rostro, el abdomen suavizado y las piernas temblorosas, y DLH no veía razón para seguir castigando. Su fue a fondo, y lo exterminó con sus ráfagas de golpes.
El referi Jay Nady detuvo el combate al minuto con 25 segundos del sexto asalto, luego que De la Hoya conectó la mayoría de los casi 35 golpes que le tiró. Las tarjetas estaban todas a favor de De la Hoya.
Mayorga no quiso dar declaraciones luego del combate, sino que hasta la conferencia de prensa, pero mientras se dirigía a su camerino se le escuchó decir a su mamá, doña Miriam Pérez, que jamás había sentido la pegada a alguien, como fue con DLH.
Al final, Mayorga no se presentó a la conferencia. Un total de 13, 076 personas entraron al MGM Grand Arena.
Oscar de la Hoya dijo: "Seguí todo el tiempo las instrucciones de mi esquina. Mi entrenador (Roger) Mayweather me dijo constantemente: 'Usa el jab, camina por el ring, muévelo', y eso fue lo que hice".
Ahora sólo queda esperar cuál es el futuro de Mayorga, quien recientemente sostuvo problemas con su promotor Don King.