Deportes

Citan a testificar a autores de libro sobre Bonds


SAN FRANCISCO / Yahoodeportes
Dos reporteros que escribieron un libro sobre el presunto consumo de esteroides por parte de Barry Bonds fueron citados el viernes a testificar ante un jurado federal investigador, sobre los documentos judiciales que emplearon en sus artículos.
La información fue difundida el viernes por el diario San Francisco Chronicle, donde laboran los reporteros.
Los citatorios de los autores del libro "Game of Shadows", Mark Fainaru-Wanda y Lance Williams, les piden entregar las copias de algunas transcripciones de un jurado investigador, sobre la investigación realizada en el 2003 a un grupo distribuidor de esteroides, con sede en los laboratorios Balco, de acuerdo con el rotativo.
También se les pidió revelar la identidad de las personas que les entregaron los documentos secretos.
Fainaru-Wanda y Williams usaron las transcripciones en su reporte detallado del caso Balco, que vinculó a deportistas conocidos con el consumo de drogas para mejorar su desempeño.
El director editorial del diario, Phil Bronstein, insistió en que sus reporteros están protegidos por la Primera Enmienda constitucional, sobre la libertad de expresión.
"El San Francisco Chronicle apoya incondicionalmente a sus reporteros frente a este esfuerzo del gobierno por obligarlos a revelar sus fuentes confidenciales", dijo Bronstein. "Los reporteros no están sujetos a las reglas que gobiernan la secrecía del jurado investigador, mismas que se aplican sólo a algunas personas durante esos procedimientos".
Eve Burton, vicepresidenta y abogada general de Hearst Corp., la empresa dueña del diario, dijo: "The Chronicle y sus reporteros buscarán vigorosamente rechazar estos citatorios".
Dado que el testimonio ante el jurado investigador se toma en secreto, es ilegal el filtrar esas transcripciones. Sin embargo, no es ilegal el poseerlas.
De acuerdo con fragmentos del testimonio reportado por el diario, Bonds testificó que usó una sustancia y una crema que le proporcionaron por un entrenador convicto en el caso. Sin embargo, el toletero señaló que no sabía que esas sustancias eran esteroides.