Deportes

Fiesta deportiva en Juigalpa


Carlos Alfaro

Cuando Carlos García fue reelecto como Presidente de la Federación Nicaragüense de Béisbol (Feniba) dijo que dentro de su plan de trabajo estaba la creación de 20 academias de béisbol en todo el país.
Hoy en Juigalpa nace la primera, y las proféticas palabras de Carlos de hace casi un año, se hacen realidad.
Nuevamente los sueños de cientos de niños y adolescentes que buscan cómo alcanzar metas a través del béisbol comienzan a crecer, mientras el entusiasmo que, desde ya hay en Juigalpa, es insuperable.
“Se escogió como sede Juigalpa porque creemos que ahí hay mucho interés por desarrollar el talento joven”, dijo García. “Pudimos confirmar eso cuando montamos ahí un Nacional Mayor A y vimos cómo el público se desbordó por el juego”.
Hoy el español Miguel Pozueta, Vicepresidente de la Federación Internacional de Béisbol acompañará a García, además de Eduardo De Bello, Secretario de IBAF.
“Es un gran momento para el béisbol federado, ya que estos señores, quienes ocupan puestos muy importantes en el béisbol mundial le están dando gran importancia a esta inauguración. Me siento satisfecho de que el béisbol se esté propagando y desarrollando por todos lados”, dijo el presidente de Feniba.
Los recuerdos de las academias inauguradas en Nicaragua no dejan buenos recuerdos, ya que tardan más en trabajar para crearlas que para cerrarlas. Como la última, BEISNIC, que era dirigida por Dennis Martínez.
También los Astros de Houston estuvieron trabajando en una academia y no duró mucho tiempo.
“Esta academia que se inaugura en Juigalpa es algo experimental. Sabemos que es muy difícil crear un proyecto como éste por la situación económica del país, pero trabajaremos fuerte para mantenerla viva y de igual manera crear las otras de las que habíamos hablado, dijo don Carlos.
Los creadores esperan albergar a más de 400 peloteros, quienes serán supervisados por casi 15 entrenadores. “Esperamos que si nos va bien en ésta, que estamos seguros así será, la próxima academia podríamos realizarla en unos 7 u 8 meses. Esta academia de Juigalpa es como “punta lanza”, o sea, nos marcará la pauta de este gran proyecto”, concluyó García.