Deportes

Federer a la final


MELBOURNE /EFE
El suizo Roger Federer, por segunda vez en su carrera, llega a la final del Abierto de Australia, el primer Grand Slam del año, luego de vencer al alemán Nicolas Kiefer por 6-3, 5-7, 6-0 y 6-2.
Federer, el Nº 1 del mundo y gran favorito a ganar el título conseguido en 2004, le ganó sin sobresaltos a Kiefer (21º cabeza de serie) en la segunda semifinal del certamen.
Su rival en la definición de mañana domingo en Melbourne será el sorpresivo chipriota Marcos Baghdatis, quien dejó sucesivamente en el camino a tres top-ten, el estadounidense Andy Roddick (2º), el croata Ivan Ljubicic (7º) y el argentino David Nalbandian (4º).
SE IMPUSO CON AUTORIDAD
Sin jugar un tenis excesivamente espectacular, Federer se clasificó por segunda vez en su carrera para disputar la final del Abierto de Australia al vencer a Kiefer en dos horas y 40 minutos.
Federer, campeón en 2004 y semifinalista al año siguiente, se enfrentará en la final con el sorprendente chipriota Marcos Baghdatis, 54º del mundo.
El suizo partirá como gran favorito ante Baghdatis, al que superó en las tres veces anteriores en las que se han enfrentado, y cediendo únicamente un set en todas ellas. Lo hizo en el Abierto de EU de 2004 y luego en estas mismas pistas el año pasado. El último enfrentamiento tuvo lugar recientemente en los cuartos de final de Doha, con victoria del helvético por 6-4 y 6-3, donde al final se hizo con el título.
Kiefer jugó un gran partido, muy agresivo, sabiendo que la única oportunidad de doblegar a la estrella suiza es presionando al límite. Para eso no dudó en forzar mucho con su saque (logró 14 aces), pero cometió siete dobles faltas, dos de ellas seguidas en el cuarto juego del primer set, lo que le costó ese parcial después.
El hombre que más dinero tendrá que pagar en multas este año en Melbourne (6.000 dólares) no se vino abajo, a fin de cuentas era su primera semifinal en un Grand Slam después de 35 intentos.
Así en el segundo set forzó sus golpes al máximo, en busca de la primera victoria ante el número uno del mundo, desde que le derrotase en la final de Halle en hierba en 2003. Desde entonces, Kiefer ha encajado siete derrotas seguidas con la de ayer.