Deportes

Viene el Super Bowl


Houston, EU / EFE
El protagonismo de Shan Alexander dio a los Halcones Marinos de Seattle su primer título de la Conferencia Nacional; mientras que el mariscal de campo, Ben Roethlisberger logró uno de sus mejores juegos y dio a los Acereros de Pittsburgh la corona de la Americana. Ambos se enfrentarán en el XL Super Bowl de la NFL.
El partido por el título de liga se disputará el 5 de febrero en Detroit.
Seattle logró en un partido lo que nadie había hecho en toda la temporada: detener al receptor Steve Smith y, jugando con una poderosa defensa y con la magia de Alexander, se hicieron de la victoria por 34-14 sobre las Panteras de Carolina.
Seattle dominó a las Panteras al bloquear a Smith, obligando al mariscal de campo de Carolina, Jack Delhomme, a buscar a alguien más que recibiera sus envíos; pero no encontró a nadie.
Smith, líder en recepciones de la NFL en temporada regular, con 103, además 12 anotaciones y 1.563 yardas logró sólo cinco recepciones y 33 yardas, al tener doble, triple y hasta cuádruple cobertura.
La defensiva no dejó opción a Delhomme, quien buscando un sustituto de Smith fue derribado dos veces e interceptado tres.
Entonces surgió la figura carismática de Alexander.
El corredor regresó a las acciones, después de haber sufrido una conmoción la semana pasada, corrió 132 yardas, una marca de equipo, y anotó en los periodos dos y cuatro, corriendo una yarda en ambos.
El mariscal de campo Matt Hasselbeck completó 20 de 28 pases para 219 yardas y dos envíos de anotación para los Halcones Marinos.
La victoria fue la duodécima consecutiva de Seattle en su campo, que fue el mejor equipo de la Nacional a lo largo de la campaña, al lograr marca de 15-3.
Seattle deberá enfrentar a otro equipo que pasó a la fase final como comodín: los Acereros, después de que éstos vencieron 34-17 a los Broncos de Denver.
El mariscal de campo Ben Roethlisberger tuvo uno de sus mejores juegos, al lanzar 275 yardas con dos pases de touchdown y anotó uno. Los Acereros pasaron al Super Bowl por primera vez desde 1995.
Los Broncos perdieron en su campo la oportunidad de llegar a la final del campeonato y sumaron su décima derrota como equipo local.
Los Acereros son el primer equipo que gana tres juegos de postemporada como visitantes y que llega al Super Bowl desde que lograran la hazaña los Patriotas de Nueva Inglaterra en 1985.
Los Acereros derrotaron 31-17 a los Bengalíes de Cincinnati; 21-18 a los Potros de Indianápolis y a los Broncos para llegar a la final de la NFL.
Roethlisberger completó 21 de 29 pases para 275 yardas y dos anotaciones, con pase a Cedrick Wilson de 12 yardas y a Hines Ward, de 17, y en el último lapso corrió cuatro yardas para poner el balón en la zona de anotación.