Deportes

Taiwán, nada que ver con Juegos de Pekín


Taipei / EFE
Taiwán ha rechazado ser sede de pruebas deportivas durante los Juegos de Pekín 2008 y no está dispuesta a que China utilice la competición para tratarla como una provincia, dijo ayer, lunes, un alto cargo del Consejo de Asuntos Chinos.
El plan de los Juegos sólo incluye pruebas en Pekín, con la excepción de las competiciones de vela y de equitación, dijo Liu Teh-hsun, Viceministro del Consejo de Asuntos Chinos.
Las competiciones de vela tendrán lugar en Qindao, en la provincia china de Shandong, y las competiciones de equitación en Hong Kong, agregó Liu.
Respecto al posible paso de la antorcha olímpica por Taiwán, Taipei tampoco está dispuesto a que Pekín lo incluya y trate a la isla como parte del territorio chino.
Taiwán, como miembro del Comité Olímpico Internacional, bajo el nombre oficial de "China, Taipei", tiene el mismo derecho y los mismos deberes que los demás miembros, y no quiere ser tratada como una provincia china, declaró Liu.
China habló de celebrar algunas competiciones en Taiwán, pero la isla, temerosa de sus repercusiones políticas, no ha mostrado mucho interés.
Taiwán se considera un país soberano e independiente, heredero político de la República de China, fundada en China en 1911, mientras que China afirma que la República de China dejó de existir en 1949, cuando se fundó la República Popular China, en Pekín, tras la derrota del Gobierno Nacionalista chino de Chiang Kai-shek, a manos del Ejército Comunista de Mao Zedong.
Chiang Kai-shek se refugió en Taiwán, en 1949, y allí tuvo que enfrentarse a movimientos locales que negaban la legitimidad de su gobierno sobre la isla y que consideraban a la isla como un país independiente.