Deportes

¡Y sigue el rancho ardiendo!

* Los chinandeganos celebran al máximo la coronación del club, como para burlarse de tantas adversidades vividas

Carlos Alfaro

“Hit al izquierdo de Sevilla, vienen dos para adentro. Se empata el juego y ahora Chinandega deja en el terreno al San Fernando. ¡Campeón Chinandega!”… En ese instante, la ciudad de Chinandega estalló en júbilo.
La proeza fue el sábado, pero la celebración siguió ayer y continúa hoy. Chinandega se burla en su máxima expresión de la maldición de los 32 años y por eso la “gala” debe de ser algo para la historia.
“Ellos lo merecen, eran más de tres décadas llenas de amargos recuerdos de final, y hoy es el momento de reírse del pasado injusto con nosotros”, comentó, luego del juego final de la serie, el Presidente de la directiva chinandegana, Enrique Gasteazoro.
“Desde el batazo de Sevilla, Chinandega echó la casa por la ventana”, dijo ayer Oswaldo Mairena, mientras departía con sus compañeros de equipo, en un club campestre ubicado en la carretera a Corinto.
La noche del sábado los miembros del club y miles de fanáticos, los que estuvieron dentro del estadio para ser testigo de la hazaña, como también los que no fueron, disfrutaron de la fiesta en las calles, en un bullicio que se aumentó con la caravana de automóviles que sonaban sus claxons.
“Parecía que todo Chinandega estaba ahí. Que nadie se había quedado en casa. Era un momento para tenerlo siempre vigente en nuestras memorias”, destacó Gasteazoro, el principal gestor del campeonato de Chinandega.
“Todos le debemos a él (Gasteazoro), por la tenacidad y entrega al equipo. Jamás escatimó nada con tal de que el club estuviera bien en la temporada. Él fue determinante para el campeonato”, dijo Davis Hodgson, Gerente General del club.
La fiesta de anoche comenzó en el parque central, y luego de un recorrido por las calles principales de la ciudad, retornó a su lugar de origen.
“Todo es gratis. Hay barra libre para los aficionados, porque ésta es la más grande fiesta que en años Chinandega ha tenido”, dijo Mairena. “Es una locura la que se vive, y seguro esto durará mucho tiempo.
Y uno de los más felices fue el mentor Jorge Fuentes, quien pese a ser un exitoso manager a nivel internacional, le fue inevitable mostrarse recatado ante el júbilo de la celebración.
“Esto es algo bello, como todos los campeonatos. Me gusta mucho lo de Chinandega, porque una bonita historia adornaba al club, la famosa maldición, pero lo bueno es que ya no está y esperemos que vengan cosas grandes para este equipo en los futuros torneos”, añadió Fuentes.
Hoy habrá conferencia de prensa del equipo de Chinandega, en un lugar por determinar en la capital, mientras tanto, anoche la fiesta en occidente continuó, y todos coinciden en que esto ¡pica y se extiende!=