Deportes

“Abriré con el viejo de 50 años”


Xavier Araquistain

Todo era celebración en el dogout de las Fieras del San Fernando luego que la combinación de Jairo Pineda, Mario Holmann, Ofilio Castro y Renato Morales completaron el doble out que le cerraba las puertas a los Tigres del Chinandega en el cuarto juego de la serie, que empatado, continuará hoy en Masaya, y para ese encuentro Cisneros aseguró que “abriré con el viejo de 50 años, Asdrudes Flores”.
“Tengo la plena confianza que Asdrudes, con su vasta experiencia, nos dará la tercera victoria. En su salida anterior no lo respaldó el bateo, pero el viernes (hoy) todo será diferente. Los presionados son ellos, porque son los favoritos, y ya ves, ya hemos jugado cuatro encuentros y la serie está empatada. Chinandega es un gran equipo, pero nosotros somos mejores y lo estamos demostrando”, dijo Omar.
Por su parte, Norman Cardoze se mostró un poco menos eufórico, y con la serenidad que le han dado las series finales que ha jugado, aseguró: “Nos llevamos un gran juego, y el quinto juego es en nuestro estadio y debemos aprovechar esa condición”. Jairo Pineda, el hombre del relevo que preservó la victoria del miércoles, dijo: “Con tanta gente y el bullicio de las barras salí a hacer mi trabajo muy concentrado, a tirar strike y todo nos salió bien, y estaré listo para cuando me necesiten nuevamente”.
Ráudez, la esperanza occidental
Luego del empate de la serie, el manager del Chinandega, Jorge Fuentes, no titubeó en señalar que Julio César Ráudez será su lanzador abridor en el quinto juego hoy en Masaya, luego de conocer que Vicente Padilla decidió abandonar al equipo cuando más lo necesitan.
“No sé que sucederá en el quinto juego, pero quiero que sepan que estaré poniendo mi mejor esfuerzo para darle un triunfo a mi equipo. Saldré a tirar strike y a sacar outs de cualquier manera, pues, hoy más que nunca, Chinandega necesita de un triunfo de mi parte, y eso me estimula para seguir teniendo éxitos en esta liga profesional. No hay nada para nadie, y nada mejor que llegar a Chinandega en ventaja en la serie, pues los dos últimos juegos serán allá”, señaló Ráudez.
Por su parte, el zurdo Oswaldo Mairena, quien realizó un buen relevo de 4.2 innings, incluyendo un cero de oro cuando le llenaron las bases sin out, aseguró que estará dispuesto a relevar cuando lo llamen y a abrir si se lo solicitan. “Creo que merecimos mejor suerte, bateamos poco, pero bateamos más que ellos, pero las dos carreras del inicio del juego fueron suficientes. Yo me fajé y estoy dispuesto a seguirlo haciendo. Ahora necesitamos ganar el quinto para irnos en ventaja a Chinandega, y lo que más deseo es el título para la afición chinandegana”, apuntó.
Hoy es el juego clave, pues el ganador se asegurará dos oportunidades más para buscar la deseada cuarta victoria. El estadio de Masaya debe resultar sumamente pequeño para la cantidad de aficionados que deberán colmar las tribunas.