Deportes

Shaquille y Kobe hacen las paces


Shaquille O’Neal recibió un consejo de Bill Russell, miembro del Salón de la Fama, para que hiciera las paces con Kobe Bryant. Hace años, Russell hizo lo propio con el legendario Wilt Chamberlain.
O’Neal siguió el consejo. Abrazó a su ex compañero de los Lakers, lo saludó y le dirigió palabras afectuosas.
Después de la cortesía, Bryant tuvo una actuación de 37 puntos, incluidos 12 en los últimos 8 minutos y medio, para que los Lakers se impusieran por 100-92 a O’Neal y el Heat de Miami, la noche del lunes.
Bryant dijo que O’Neal se le acercó durante el calentamiento previo al partido. El pívot estelar lo felicitó por el nacimiento de su niña y por la próxima llegada de su segundo hijo.
“Me hizo sentir bien”, dijo Bryant, quien se mostró sorprendido por el gesto de O’Neal. “Hemos pasado por muchas guerras juntos. Ahora, lo mejor es seguir adelante, hacer lo mejor posible por este equipo y desearle a él lo mejor en South Beach”.
“Creo que esto es bueno para la ciudad de Los Ángeles, para la NBA y para la juventud, en el día de Martin Luther King”.
Tras el contacto inicial, los ex compañeros se dieron un apretón de manos, se abrazaron y conversaron brevemente en el centro de la cancha, cuando se reunieron los capitanes de los equipos y los árbitros.
O’Neal y Bryant se dieron otro abrazo antes de que se lanzara el balón para el comienzo del duelo, mientras los aficionados del Staples Center aclamaban a ambos astros.
“Recibí un consejo del gran Bill Russell”, dijo O’Neal. “Conversamos en Seattle el otro día, y me dijo cómo debe ser una rivalidad deportiva. Le pregunté si alguna vez le disgustó alguien contra quien jugó, y dijo: ‘No, nunca’. Me comentó que debería estrechar la mano de Kobe Bryant y dejar lo pasado en el pasado”.
“Hoy es un día de paz. El doctor Martin Luther King fue un embajador de la paz. Cuando hablé con Russell, me dijo que él y Chamberlain hablaban una o dos veces por semana, antes de que Chamberlain muriera. Aunque toda la gente pensaba que ellos se odiaban, no había ahí más que aprecio”.
Lamar Odom totalizó 19 puntos, 10 rebotes y nueve asistencias por los Lakers (21-17), que ganaron por sexta ocasión en siete partidos. Devean George añadió 17 puntos y Chris Mihm tuvo 10 y seis rebotes antes de ser expulsado por acumulación de faltas.
Dwyane Wade sumó 34 puntos y siete asistencias por Miami (23-16), que vio cortada su seguidilla de cuatro victorias. O’Neal tuvo 18 puntos y 10 rebotes.
Fue el cuarto partido entre ambos equipos desde julio de 2004, cuando los Lakers cedieron a O’Neal a Miami. El Heat había ganado los tres anteriores, incluido uno realizado en la Navidad, en Miami.
O’Neal y Bryant no se dirigieron la palabra en aquel encuentro.
Ambos tuvieron una relación tormentosa en los Lakers, cuando los dirigía el técnico actual Phil Jackson, con quien ganaron tres títulos. Jackson dejó el equipo un mes después de la salida de O’Neal, y retomó las riendas en junio, tras descansar la temporada anterior.
El partido marcó también el regreso de Pat Riley a los Ángeles, por primera vez desde el mes pasado, cuando asumió como técnico del Heat. Riley guió a los Lakers a cuatro títulos en la década de 1980.
En otros partidos, los Spurs de San Antonio derrotaron por 93-83 a los Grizzlies de Memphis, con 15 puntos del argentino Manu Ginóbili; los Warriors de Golden State vencieron 109-93 a los SuperSonics de Seattle, para dejar atrás una seguidilla de cinco derrotas, y los Clippers de Los Ángeles se impusieron 102-93 al Jazz de Utah en tiempo extra.
Además, los Wizards de Washington aplastaron por 104-76 a los 76ers de Filadelfia; los Hornets de Nueva Orleáns derrotaron 107-92 a los Bobcats de Charlotte; los Timberwolves de Minnesota superaron 96-90 a los Knicks de Nueva York; los Nuggets de Denver ganaron 97-94 a los Bulls de Chicago; los Hawks de Atlanta doblegaron 94-83 a los Rockets de Houston; los Pistons de Detroit vencieron 94-84 a los Celtics de Boston; los Nets de Nueva Jersey triunfaron 97-92 sobre los Pacers de Indiana, y los Mavericks de Dallas se llevaron una victoria de 114-95 sobre los Bucks de Milwaukee.