Deportes

Berlín hará su fiesta inaugural aun sin FIFA


Berlín realizará el 7 de junio próximo su fiesta de inauguración del Mundial de fútbol, aunque no cuente para ello con el apoyo económico de la Federación Internacional (FIFA), afirmó este martes el alcalde de la capital alemana, Klaus Wowereit.
“No lo haremos sólo por Berlín, sino por la República”, aseguró el regidor social-demócrata al anunciar el proyecto de gran fiesta en la mítica Puerta de Brandeburgo.
El evento tendrá lugar sin contar con el apoyo de la máxima instancia del balompié internacional que, al ser solicitada, apenas propuso “una cantidad ínfima”, subrayó Wowereit. La FIFA sólo se mostró dispuesta a constituirse en garantía de la inversión necesaria para la gala, precisó.
La municipalidad pedirá apoyo económico a la lotería regional y a otros patrocinadores para financiar la fiesta, cuyo programa y equipo organizador no fueron aún decididos.
Esta gran fiesta reemplazaría a la oficial que debería montar el artista austriaco André Heller en el estadio Olímpico, y que fue anulada el viernes por la FIFA para sorpresa de todos.
El argumento para anularla fue que no habría tiempo suficiente para reemplazar el césped antes del primer encuentro en ese escenario.
El primer partido que se disputará en el Estadio Olímpico de Berlín, entre Brasil y Croacia, estaba previsto inicialmente para el 12 de junio, pero se retrasó un día con el fin de dar más tiempo a los organizadores para preparar el césped.
La gala, de 90 minutos, iba a ser la primera que se organizara dos días antes de una ceremonia de apertura, que en la ocasión tendrá lugar el 9 de junio en Munich. Heller y el coreógrafo francés Philippe Decouflé eran los encargados de organizarla y participarían 7.000 voluntarios, que ya ensayaban desde hacía meses.
Según el presidente de la Federación alemana de fútbol (DFB), Theo Zwanziger, en esta anulación también converge “una mezcla compleja de situaciones”, relativas al número de espectadores y al contenido de la gala.
“La FIFA subrayó que sería muy difícil llenar --las tribunas-- el estadio Olímpico, y conociendo los planes de Heller para su ‘show’, habría sido necesario algo muy excepcional para atraer multitudes”, explicó el directivo al diario Süddeutsche Zeitung.
Heller, por su parte, había exigido excusas de parte de la FIFA por esta decisión. “Es necesario actuar con nobleza” respecto a los artistas que iban a participar en esa gala, y “la FIFA debería enviarles una carta”, afirmó días pasados el director a una radio regional.