Deportes

Caen dos favoritas


La estadounidense Lindsay Davenport debutó con una cómoda victoria en el Abierto de Australia, el primer Grand Slam del año, en tanto que su compatriota Venus Williams protagonizó la sorpresa al quedar eliminada, igual que la rusa Elena Dementieva.
Williams (10ª) cayó con la búlgara Tszvetana Pironkova por 2-6, 6-0 y 9-7, en tanto se despidió otra cabeza de serie, Elena Dementieva (9ª) al ser superada por la alemana Julia Schruff por 7-5 y 6-2.
Davenport derrotó por 6-2 y 6-1 a la australiana Casey Dellacqua en el partido que duró 57 minutos.
La primera preclasificada, que busca su cuarto título en singles en un Grand Slam y el primero desde que ganó aquí en el 2000, se apuntó servicios ganadores para forzar a tres puntos para partido y aseguró el encuentro con un remate sobre su cabeza.
Ahora Davenport, finalista aquí y en Wimbledon el año pasado, enfrentará a la croata Karolina Sprem, quien venció por 6-4 y 6-2 a la ucraniana Alyona Bondarenko.
Venus Williams sufrió una dolorosa derrota al caer ante la joven búlgara Pironkova, de 18 años.
Venus, finalista en 2003 y décima favorita en esta edición, logró una cómoda ventaja en el primer set, pero poco a poco fue cediendo ante el empuje de Pironkova, número 94 del mundo, que jugaba su primer partido en un Grand Slam.
La joven se aprovechó de los numerosos errores de una desconocida Venus (65 por 22 de su rival) y se hizo con la victoria en dos horas y 28 minutos al fallar la americana un cómodo revés desde el fondo de la pista.
Nacida en Provdiv, Pironkova proviene de una familia de campeones búlgaros. Su padre y entrenador Kiril Enchev lo fue de remo y la madre Radosveta Nikolova de natación.
Ésta fue apenas la tercera ocasión en 34 torneos del Grand Slam que la cinco veces más grande campeona ha perdido en un encuentro de primera ronda. “Le sucede a los mejores. Tuve muchos errores no forzados. Luché por mantener la pelota adentro. Simplemente no lo pude hacer bien y ella se benefició de mis excesos. Si tan solo hubiera cometido una tercera parte menos de errores, este encuentro hubiera resultado muy diferente”, dijo Williams.
La estadounidense cometió 65 errores no forzados, entre ellos 41 en el tercer parcial.
La rusa María Sharapova, campeona de Wimbledon en el 2004, venció a la alemana Sandra Kloesel por 6-2 y 6-1 en apenas 59 minutos.
La número 24, Tatiana Golovin, y la 26, Ai Sugiyama, también fueron sacadas. Golovin perdió por 6-4, 4-6, 6-4 ante la italiana Mara Santangelo y Sugiyama fue derrotada por 6-4, 6-3 por la española Conchita Martínez Granados.
Por su parte, la semifinalista de Wimbledon Jelena Dokic, perdió ante la francesa Virginie Razzano por 3-6, 7-6 (6), 6-1, luego de celebrar, antes de tiempo, lo que pensaba era su victoria en parciales consecutivos en el décimo segundo game del segundo set.
La checa Hana Sromova fue la primera en pasar a la segunda ronda, cuando la japonesa Akiko Morigami se retiró a los 16 minutos tras pisar mal y lastimarse el tobillo izquierdo. Sromova ganaba 3-0.
En otros encuentros, la eslovaca Daniela Hantuchova venció a la japonesa Saori Obata por 3-6, 6-3, 6-0 y la rusa Nadia Petrova venció a la australiana Sophie Ferguson por 6-2, 6-1.