Deportes

Frío y calculador


Frío y calculador, así lució ayer el Chinandega, que derrotó 6x0 al San Fernando y empató a un triunfo por equipo la Serie Final de la II Liga Nicaragüense de Béisbol Profesional.
Julio César Ráudez, máximo ganador de la temporada, con 10 sin derrota, limitó en tres hits la ofensiva fernandina con sus lanzamientos deslizantes a las esquinas durante siete innings, y Adolfo Matamoros jonroneó con dos embasados en el cuarto episodio.
Ráudez otorgó cuatro bases por bolas, pero siempre encontró la fórmula para resolver las pocas situaciones de peligro que gestaron las Fieras, un equipo que lució apagado, diferente que el del viernes.
Los primeros tres innings fueron de acoso de los equipos. San Fernando, que se fue rápido en el primer episodio, embasó a sus dos primeros bateadores del segundo inning, pero Yáder Hodgson falló en intento de sacrificio al guante de Ráudez, quien fildeó en zona foul entre tercera y la receptoría. Ráudez se golpeó el tobillo izquierdo, pero su temple de guerrero lo mantuvo en la colina para imponerse.
Chinandega tampoco pudo progresar en las bases en los dos primeros innings, en que Stanley Loáisiga roleteó para doble play en el primero, y dos hits en el segundo fueron intrascendentes cuando Edgar López y Matamoros roletearon al cuadro.
Posiblemente el out a Mario Holmann en el tercer episodio, en que se embasó por infield hit pero invadió la zona fair cuando a se le fue la pelota a Ráudez y lo tocaron, le bajó el voltaje a los fernandinos, que lucieron cabizbajos desde el cuarto episodio, cuando con dos outs y embasados Juan Oviedo por hit y Edgar López por boleto, Matamoros levantó una curva descendente y empujó la pelota sobre la barda del left.
Ese 3x0 lució pesado, especialmente porque no se le podía conectar a Ráudez. En cambio, los chinandeganos descifraron a Rafael Batista con una carrera en el sexto episodio, con sencillo y robo de Ambriorix Concepción, sencillo de Carlos Villalobos y fly de sacrificio de Juan Oviedo a los predios cortos del bosque central, pero Concepción exhibió su velocidad de piernas.
Para el séptimo, Dwayne Bacon recibió boleto, Stanley Loáisiga lo puso en segunda por toque de sacrificio, Bacon se robó tercera y anotó por hit de Wilson Batista. Dorián Castro relevó a Rafael Batista y Próspero González lo recibió con sencillo al bosque derecho. Fue una precisa jugada de corrido y bateo en la que Batista alcanzó la antesala y anotó cuando a Danilo Sotelo le fallaron los reflejos y la pelota se le escapó y se fue hasta la barda.
Oswaldo Mairena relevó desde el octavo inning, y aunque soportó dos tres imparables en dos episodios y tuvo al único fernandino instalado en tercera base, mantuvo la blanqueada.
Fue un juego rápido, que no llegó ni a las tres horas (2:40), que demostró el dominio monticular.
La serie se traslada hoy a Masaya, donde jugarán a partir de las cuatro de la tarde. El cubano Miguel Pérez abrirá por el Chinandega, y el veterano Asdrudes Flores lo hará por el San Fernando.