Deportes

Pitcheo de Rangers genera optimismo


Dallas News.com.- Los Rangers de Texas había sido un equipo que apostaba por alcanzar el éxito a base de mucha ofensiva.
En una temporada contaron con Carl Everett, Andrés Galarraga, Rafael Palmeiro, Alex Rodríguez, Hank Blalock y Ken Caminitti.
El éxito nunca llegó, y como siempre, luego de los sueños que se tejieron en la pretemporada, todo desembocó en grandes frustraciones, cuando culminó la campaña.
Hoy, los dueños del equipo de Texas cambiaron de mentalidad. “Si no se pudo ganar con bateo, probemos ahora con pitcheo”, dijo Tom Hicks.
Y por ello, el club en esta campaña muerta decidió invertir mucho dinero en la contratación de Kevin Millwood, además que adquirieron a Vicente Padilla y Adan Eaton.
Ahí no para... Todavía existe la esperanza de atrapar a Roger Clemens, quien fue líder en efectividad la campaña pasada en el viejo circuito con menos de 2.00.
Estos movimientos en el equipo, de traer a nuevos y buenos lanzadores han despertado nuevamente el optimismo en los fanáticos de Texas.
En una encuesta de más de 400 seguidores de los Rangers, un 75 por ciento considera que el pitcheo es competitivo y que los resultados serán buenos en la campaña venidera.
Entre los pocos comentarios negativos que hacen del pitcheo, sobresale el nicaragüense Vicente Padilla, de quien se dice que él, junto a Eaton, difícilmente ganarán más juegos de los que pierdan, especialmente porque jugarán en un parque que favorece a los bateadores.
Atlanta sufrió el mismo mal que aquejó a Texas. Era un equipo de mucha ofensiva, pero poco pitcheo, y siempre se mantenía en el sótano de la división Este en la Nacional. Y fue hasta en 1991, cuando se invirtió en pitcheo, que se convirtieron en los monarcas del este, y que hasta hoy mantienen la racha.
Los Rockies de Colorado fue otro de los equipos que jamás hicieron algo positivo al contar con buen bateo, pero poco pitcheo. En una temporada presentaron a Dante Bichette, Galarraga, Vinny Castilla, Larry Walker, y jamás pudieron (exceptuando 1995) tener una gran campaña.
Millwood llegó a Texas con la distinción de ser el mejor en efectividad el año pasado, mientras que Eaton, pese a las lesiones, tuvo un año ganador con los Padres, y de Padilla, se espera que sea el mismo de 2002 y 2003 cuando ganó 14 juegos en cada una de las campañas.