Deportes

Bryant volvió feroz


Kobe Bryant tuvo un desempeño perfecto en los disparos de tres puntos, para colocarse en solitario como el mejor anotador de la NBA, y los Lakers de Los Angeles evitaron que el técnico Phil Jackson impusiera una marca nada deseable en su carrera.
De regreso tras ser suspendido por dos encuentros, Bryant encestó sus siete disparos triples y anotó 48 puntos, la noche del viernes, para que los Lakers apalearan por 119-93 a los 76ers de Filadelfia.
Bryant, quien antes del partido era segundo de la liga en puntos, detrás de Allen Iverson de Filadelfia, lo rebasó apenas. Iverson hizo 31 puntos en el duelo.
El astro de los Lakers aumentó su promedio de puntos por encuentro a 33,166 puntos, contra 33,090 de Iverson.
Con el triunfo, los Lakers cortaron su seguidilla de cinco derrotas, y evitaron que Jackson sufriera seis tropiezos en fila por primera vez en sus 15 temporadas como técnico de la NBA.
“Nos movimos muy bien, y eso hizo difícil el acorralarme”, dijo Bryant. “Cuando ellos lo hicieron, pudimos mover el balón y dar oportunidades a los demás”.
Smush Parker apoyó a su equipo desde el perímetro, al encestar sus cinco tiros triples, para sumar 24 puntos, su mayor cantidad de por vida.
“Kobe estuvo encendido con sus disparos, incluso a más de siete metros del aro”, dijo Parker. “Fue bueno tenerlo de regreso. Supimos por un breve tiempo cómo sería la vida sin Kobe, y definitivamente lo extrañamos”.
Iverson no tuvo mucha ayuda de sus compañeros. Andre Iguodala anotó 14 puntos, mientras que Chris Webber y Kyle Korver hicieron 12 cada uno.
“No tenemos identidad a la defensiva”, dijo Iverson. “Siempre anotamos, así que es evidente que nuestro problema está en otras áreas”.
Tras encestar 19 de sus 29 tiros, el astro de los Lakers permaneció en el banquillo buena parte del último periodo, cuando los Lakers tenían ya una ventaja amplia. Iverson acertó 11 de sus 22 disparos.
Otro jugador que brilló en la jornada fue el canadiense Steve Nash, quien celebró con un récord el cambio de nombre de su estadio. Nash repartió 12 asistencias durante el primer periodo, en el que Phoenix anotó 47 puntos, y los Suns aplastaron al diezmado Heat de Miami, 111-93, la noche del viernes.
Nash rompió el récord de la franquicia y empató el mayor número de asistencias de un jugador durante un periodo en la historia de la NBA.
El canadiense, nombrado el jugador más valioso de la liga en la temporada anterior, totalizó 19 asistencias y 11 puntos, para la sexta victoria de los Suns en siete partidos.
Los Suns empataron un récord de la franquicia con 17 asistencias (en 18 encestes) durante el primer periodo. Los 47 puntos representaron la mayor cantidad en un periodo en la NBA durante esta temporada y el mayor número de los Suns desde que la franquicia se mudó al América West Arena en 1992.
El viernes, el estadio cambió oficialmente su nombre a U.S. Airways Center.
También el viernes, los Spurs de San Antonio triunfaron por 83-77 sobre los Timberwolves de Minnesota, con 23 puntos del francés Tony Parker y 21 del argentino Manu Ginóbili.
En otros partidos, los Mavericks de Dallas vencieron por 114-112 a los Nuggets de Denver, en tiempo extra; los Raptors de Toronto vapulearon 112-92 a los Rockets de Houston; los Hawks de Atlanta superaron 103-98 a los Celtics de Boston, y los Nets de Nueva Jersey derrotaron 113-106 al Magic de Orlando. Los Knicks de Nueva York doblegaron 113-92 a los Wizards de Washington; los Grizzlies de Memphis aplastaron 87-65 al Jazz de Utah; los Pistons de Detroit se impusieron 97-85 a los SuperSonics de Seattle; los Hornets de Nueva Orleáns vencieron 90-80 a los Trail Blazers de Portland; los Bulls de Chicago derrotaron 105-91 a los Bucks de Milwaukee, y los Kings de Sacramento ganaron 118-114 a los Clippers de Los Angeles.