Deportes

Fútbol, el deporte más apasionante

* Científicos estadounidenses identifican al balompié como el deporte supremo, incluso en Estados Unidos e Inglaterra

El fútbol es el deporte más competitivo y apasionante de los que se practican de manera profesional, según un equipo de científicos estadounidenses que analizó más de 300 mil encuentros realizados a lo largo del último siglo en cinco ramas deportivas.
Los científicos, Eli Ben-Naim y Sidney Redner y Federico Vázquez, del Laboratorio Nacional de Los Álamos en Nuevo México, decidieron analizar cinco de los mayores deportes practicados en Estados Unidos e Inglaterra para determinar cuál de ellos generaba el mayor grado de competitividad y apasionamiento.
Impredecible…
Los científicos buscaron lo impredecible de los resultados —la frecuencia en que un equipo con el peor récord vence o supera a uno aparentemente superior— como la mejor medida para determinar qué tan apasionante es ese deporte.
“Si no existen desilusiones, entonces cada juego es pronosticable y por ello aburrido”, explicó Ben-Naim, en el reporte de la investigación contenido en tan sólo dos páginas.
Los deportes analizados fueron el béisbol, el fútbol americano, el fútbol, el básquetbol y el hockey sobre hielo.
Los científicos utilizaron extensos análisis estadísticos de los resultados de miles de juegos en estos cinco deportes e introdujeron un modelo matemático bajo el cual el equipo visto como el más débil gana con una probabilidad de desilusionar al que se consideraba como el equipo fuerte.
Conclusiones…
Los resultados mostraron que la “frecuencia de desilusión” era mayor en el fútbol, seguido luego por el béisbol, el hockey, el básquetbol y el fútbol americano.
Este último deporte resultó ser el más pronosticable de todos los analizados. El estudio comprende estadísticas de los últimos cien años en las cinco especialidades deportivas.
Sin embargo, si se observan sólo los datos de los últimos 10 años, el fútbol aparecería en un segundo lugar después del béisbol, lo que sugiere que el fútbol se está volviendo más predecible en los últimos años.