Deportes

Dos Santos rompe hegemonía africana


SAO PAULO / AFP.- El brasileño Marilson Gomes dos Santos logró el sábado una mayúscula victoria en la tradicional carrera de San Silvestre, al ganar con tiempo de 44:21 minutos y superar al favorito keniano Robert Cheruiyot.
Dos Santos consiguió su segunda corona en la 81ª edición de la tradicional prueba de 15 km y quebró la hegemonía africana de los últimos tiempos. En el segundo puesto llegó Cheruiyot con 45:127.
Detrás de ellos culminaron el también keniano Patrick Ivuit (45:30) y el brasileño Rómulo Wagner, con 45:42.
De esta forma, después de 20 años Dos Santos se convirtió en el segundo brasileño en ganar dos veces la carrera, igualando a José João da Silva, que ganó en 1980 y 1985.
Pero además, el resultado quebró la ventaja de Kenia en la competencia y ahora Brasil igualó su marca con nueve triunfos.
Cheruiyot, quien ya había ganado en 2002 y la edición del año pasado, dio dura pelea a Marilson dos Santos, quien realizó un encomiable esfuerzo en una jornada calurosa y en los últimos 2 km se quedó de forma ya inamovible con la punta del pelotón principal para poner fin al reinado africano en la San Silvestre.
El duelo entre Cheruiyot y Dos Santos, no era nuevo, pues en la edición 2003 el brasileño había subido al primer lugar del podio y dejó a Cheruiyot cuarto. En 2004 el crédito local no había podido competir por una lesión.
De su lado, Cheruiyot tuvo una marca peor que la de 2004, cuando registró 44:42.
El sábado, el brasileño se anticipó a los pronósticos de lluvia en Sao Paulo y a los festejos de llegada del año 2006 en el centro de la metrópoli exhibiendo una gran labor y con ello, se ganó el cheque de unos 8.900 dólares, adjudicado a los ganadores de cada rama.
La pelea entre el africano y el brasileño se hizo patente sobre el km 6, cuando se empezaron a despegar del pelotón principal, a falta de cinco km para el final, Marilson dos Santos comenzó a tomar ventaja, se posicionó como líder y no dejaba acercarse al keniano.
El triunfo brasileño quedó sellado cuando Marilson demostró mayor resistencia sobre el km 13 antes de ingresar a la subida de la avenida Brigadier Luis Antonio, el trecho más difícil, con una subida en los 811 m finales del tramo.
"Estaba preocupado, porque antes me sentía un poco resfriado. Quería sentir de nuevo la emoción de ganar, daba todo por eso y lo conseguí", aseguró el brasileño después del triunfo.
Agregó que "di todo de mí para ganar, porque esta prueba es muy difícil y mi estrategia era correr junto a los líderes y no dejar caer mi ritmo".
Más temprano, a nivel femenino, la serbomontenegrina Olivera Jevtic también se hizo del cheque al echar por tierra la hegemonía africana y lograr su segunda corona con marca de 51:38. Relegó al segundo lugar también a un atleta de Kenia, en este caso a Rose Cheruiyot (51:47). Tercera acabó la etíope Bizunish Bekele.
La San Silvestre completó una década sin récord a nivel masculino, desde que el keniano Paul Tergat registró 43:12, mientras en la rama femenina es mayor el lapso, pues desde 1993 no se logra superar a la keniana Hellen Kimayio (50:26).