Deportes

Ructyall, promesa olímpica


Emir Alfaro

La combatividad y determinación del pequeño guerrero Ructyall Herrera en el taekwondo constituyen la mejor carta de presentación que le podría asegurar desde ya un seguimiento de cara a los Juegos Olímpicos de 2012.
¿2012? Así es. Y es que cuando se trata de nuestros atletas, las posibilidades de llegar a unos Juegos Olímpicos son pocas, y más en los deportes de combate, por eso la importancia de planificar un trabajo a largo plazo, que permita un verdadero apoyo para los atletas que tienen cualidades como el caso de Ructyall, quien cuenta con 15 años de edad.
Eddy Silva, presidente de la Federación Nicaragüense de Taekwondo (Fenit), envió una carta al profesor José Solís, director de la escuela Il Shim Taekwondo, informándole de la posibilidad de que Ructyall viaje a Japón a una base de entrenamiento.
Según la comunicación de la Fenit, Ructyall fue considerado como el mejor Atleta Juvenil de 2005 y debido a sus méritos deportivos fue propuesto para asistir a una base de entrenamiento por medio de un programa de la Federación Mundial de Taekwondo y la Universidad Kyung Hee, de Corea, que invita a las federaciones nacionales a recomendar e inscribir a un atleta que sea talento para los Juegos Olímpicos del 2012.
La idea es que 30 atletas de todo el mundo desarrollen experiencia competitiva durante ocho semanas, del 13 de marzo al 8 de mayo, en Corea. La beca del programa incluye alimentación, alojamiento, entrenamiento y transporte interno, pero correrá por parte del atleta el boleto aéreo, viáticos de estadía y seguro de vida, ya que la Fenit “no cuenta con presupuesto” para cubrir estos costos.
Tanto el profesor Solís como la mamá de Ructyall, Sara Herrera, están haciendo todas las gestiones posibles para lograr que Ructyall viaje a Corea y aproveche esta experiencia para comenzar el camino a los Juegos Olímpicos.
Ructyall se dio a conocer en los Juegos Centroamericanos Estudiantiles de Codicader hace dos años cuando se realizaron en Nicaragua y ganó medallas de bronce en katas y de plata en kumite, perdiendo en la final ante un panameño que le llevaba ventaja en alcance y estatura, pues Ructyall apenas contaba con 14 años y el canalero 17.
El año pasado en El Salvador, durante los Juegos de Codicader, Ructyall sumó otra medalla de plata y sigue demostrando madurez en las competencias. Incluso ha tomado cursos de arbitraje y se ha desempeñado como juez en algunos torneos nacionales.