Deportes

Argentina sin brújula


BUENOS AIRES / AFP.- La selección argentina de fútbol se clasificó sin sobresaltos este año para el Mundial de Alemania-2006, pero el equipo no encuentra una brújula que oriente su estilo de juego y tampoco los hombres adecuados para aplicarlo.
Los albicelestes necesitan el año próximo tomarse revancha de una prolongada cadena de frustraciones que se inició desde el ocaso de Diego Maradona en el Mundial de Estados Unidos-1994, pues desde entonces la única conquista de brillo fue la medalla de oro olímpica en Atenas-2004.
La irrupción del joven y talentoso delantero Lionel Messi (FC Barcelona) fue la más rutilante de los últimos años, con la conquista del campeonato Sub-20 en Holanda, pero ni siquiera él tiene un puesto asegurado.
El entrenador José Pekerman no logra unir las piezas para que funcionen, salvo la noche en que Argentina se clasificó para el Mundial con una estupenda actuación ante Brasil (3-1), pero los auriverdes se desquitaron a toda orquesta en la Copa de las Confederaciones al golearla 4-1.
La escuadra albiceleste sumó 34 puntos en los 18 partidos de la clasificación (10-4-4, con 63% de eficiencia) y por primera vez no terminó primera desde que se puso en marcha el sistema de competición todos contra todos a dos ruedas.
El rendimiento de Argentina resultó significativamente menor a la clasificación anterior, para Corea-Japón-2002, cuando obtuvo 43 puntos.
Con el entrenador Marcelo Bielsa, que renunció imprevistamente en septiembre de 2004, el equipo logró 15 puntos en 8 encuentros (62,5% de eficacia), en tanto que con su sucesor José Pekerman, Argentina obtuvo 19 en los restantes 10 cotejos (63,3%), por lo que las campañas de los técnicos en esta eliminatoria han sido similares.
De los siete partidos que jugó en 2005, Argentina ganó cuatro y perdió los restantes, con actuaciones poco convincentes que instalaron una polémica en hinchas y periodistas sobre la preferencia de Pekerman de privilegiar a jugadores más lentos, pero de buen manejo, o persistir con los veloces.
Pero en su haber cuenta con el impactante triunfo contra Brasil en Buenos Aires, luego de apabullarlo con habilidad, precisión y contundencia en un memorable primer tiempo.
Hubo también victorias sobre Venezuela, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Uruguay, pero no pudo superar a Chile (doble empate) y a Paraguay (empate y derrota). Las restantes tres caídas se produjeron frente a Brasil, Ecuador y Uruguay.
Los gauchos terminaron la eliminatoria sudamericana segundos de Brasil, tras caer consecutivamente ante Paraguay y Uruguay en ambos casos por 1-0.
Frente a los 45 goles que marcó en la anterior eliminatoria, solamente anotó 29 en esta nueva serie, en la que cinco partidos concluyeron con el marcador en cero.
Pero Argentina será en Alemania una de las cabezas de serie e intentará recomponer la imagen que dejó en el Mundial Corea-Japón-2002 cuando quedó eliminada en la primera rueda y era conducida por Bielsa.
En sus últimas presentaciones por eliminatorias, Argentina dejó la sensación de tener dificultades en la ofensiva, a pesar de la consolidación del volante estratega Juan Román Riquelme (Villarreal, España) como cerebro del equipo.
Pekerman no terminó de definir el plantel de jugadores que competirá en Alemania y, si bien dijo que tiene en mente la base del equipo, guarda la incógnita de insistir con jugadores veteranos o inclinarse por una renovación, a la luz de las figuras surgidas.
Las versiones sobre discrepancias entre los jugadores 'nuevos' y 'viejos' llevó al presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, a proponerle a Maradona, capitán del seleccionado campeón en México-1986, un puesto de colaborador en el plantel.
Maradona rechazó el ofrecimiento porque no iba a tener poder de decisión y dejó entrever que aguardará la oportunidad de ser el técnico de Argentina.
Pekerman condujo a Argentina a ganar tres campeonatos mundiales Sub-20, un logro difícil de igualar, pero sus detractores comentan que se necesita una personalidad de mayor fortaleza para comandar a jugadores que actúan en las principales ligas del mundo.