Deportes

¿Terminarán las diferencias?


ESPN.com.-
Shaquille O’Neal y Kobe Bryant no tienen una buena relación. De hecho, ni siquiera tienen una relación en este momento. Pero Kobe cree que eso no durará para siempre.
“Estoy seguro de que seremos capaces de sentarnos a conversar algún día”, dice Kobe. “Pero eso no será ya mismo”.
A diferencia de Shaq, que todavía evade preguntas acerca de Kobe diciendo que no sabe de quién le están hablando, Kobe admite en público que alguna vez los dos deberán sentarse a hablar y pulir sus diferencias.
Aunque eso no necesariamente sucederá en el corto plazo ni, menos todavía, en una ocasión en la que los medios estén presentes, como en el partido de Navidad entre Miami y Heat y Los Ángeles Lakers.
“Él está intentando conseguir los objetivos que se planteó al irse a Miami”, continúa Kobe. “Y mis prioridades están aquí en Los Ángeles con mi equipo, buscando llegar a los playoffs otra vez”.
Los Lakers de Kobe y el Heat de Shaq se medían ayer domingo por segunda vez en un encuentro de Navidad. En 2004, en Los Ángeles, Kobe anotó 42 puntos contra 24 de Shaq, pero gracias a una gran actuación y a 29 puntos de parte de Dwyane Wade, Miami se llevó la victoria por 104-102.
Ese día, Bryant intentó acercarse para estrechar la mano de O’Neal, pero éste evitó el saludo.
En su momento, las dos súper estrellas consiguieron tres títulos consecutivos para Los Ángeles Lakers, aun a pesar de sus diferencias personales. Pero si su relación fluctuaba entonces, cuando compartían vestidores y defendían los mismos colores, la distancia se acentuó hasta hacerse insalvable tras la partida de Shaq a Miami.
Los asuntos personales quedaron relegados a un segundo plano mientras el equipo terminó sus campañas en lo más alto, entre 2000 y 2002. Pero luego de dos temporadas sin llegar a la cima (derrota en las Finales del Oeste en 2003 ante San Antonio Spurs, caída en cinco juegos en las Finales de la NBA ante Detroit Pistons en 2004) la ruptura se concretó. Tras la renuncia del entrenador Phil Jackson, Shaq pidió ser traspasado y lo consiguió.
En 2005, los nuevos Lakers de Kobe ni siquiera llegaron a la postemporada. Por su parte, Shaq llevó al Heat a tener el mejor récord del Este, pero se lesionó un muslo en los playoffs y Miami se despidió en las Finales de Conferencia tras siete duros juegos ante Detroit.
“No creo que en la lista de prioridades de él, ni en la mía, esté levantar el teléfono y arreglar las cosas”, cierra Kobe. “En este momento tenemos otras cosas más importantes para hacer”.