Deportes

Sao Paulo sufre, pero ya está en otra final


TOKIO / AFP.- El campeón asiático, Al Ittihad, no se lo puso fácil al Sao Paulo brasileño, que sufrió más de lo previsto para imponerse 3-2 en Tokio y alcanzar la final del Mundial de Clubes de fútbol, en la que afrontará al Liverpool inglés o al costarricense Deportivo Saprissa.
El empuje de los brasileños superó a los saudíes, que se van con su título de campeones asiáticos intacto tras una actuación más que decente que refuerza su reputación de equipo disciplinado y peligroso.
Con el entrenador del Liverpool, Rafa Benítez, en la grada, los dos goles de Marcio Amoroso, el que un día fuera el jugador más caro del mundo, y un penal del portero talismán Rogerio Ceni, sentenciaron la suerte de Al Ittihad.
Pero los saudíes no se rindieron y resistieron hasta el final, aunque sin mucha suerte, demostrando que la distancia entre el fútbol asiático y el del resto del mundo cada vez es menor.
En una gélida noche en la capital nipona, Amoroso abrió el marcador ya en el minuto 16, controlando con el pecho un balón largo que envió bajo los palos sorprendiendo al defensa Adnán Falatah y al portero Zaid Mabrouk.
Pero los campeones asiáticos volvieron a la vida a la media hora y el capitán, Mohamed Noor, anotó a los 33 recuperando un balón del peligroso Mohamed Kallon, que había rebotado en las manos de Rogerio Ceni.
El club de Yeddá desconcertó a los campeones sudamericanos y estuvo a punto de ponerse por delante en el marcador. Pero sus sueños se fueron al traste cuando, a los dos minutos de la segunda parte, Amoroso marcó a pase de Cicinho el 2-1.
Cuando el veterano Ceni, célebre por sus goles de penal, subió a ejecutar una falta del borde del área, los cánticos de la numerosa hinchada paulista presente alcanzaron su punto álgido, pero el disparo salió rozando el larguero.
Minutos después, en el 57, cayó derribado en el área Aloisio y esta vez Ceni no perdonó: su gol número 53 puso el 3-1.
Al Ittihad respondió como un campeón, cuando el jugador asiático del año, Al Montashari, marcó de cabeza en el 68 tras recuperar un corner de Tcheco que había ido a parar al primer palo.
Un dramático final, con el 3-2 definitivo. Ante la gran presión, los asiáticos fueron incapaces de quebrar la resolución del Sao Paulo y sus sueños de encontrarse en la final se desplomaron.
Los tricolores se enfrentarán el domingo a los "Reds", en gran forma, o al Deportivo Saprissa de Costa Rica, que juegan la otra semifinal hoy jueves. Al Ittihad se medirá contra el perdedor de ese encuentro.
Sao Paulo ganó dos veces la anterior versión del Mundial de clubes, la Copa Intercontinental, derrotando al FC Barcelona en 1992 y al AC Milán en 1993. El torneo reúne a los clubes campeones de cada continente.