Deportes

Isinbayeva está “dolido”


Moscú / EFE
Yevgueni Trofímov, ex entrenador de la pertiguista rusa Yelena Isinbayeva, rompió ayer su mutismo y afirmó que está "dolido" por la conducta de su antigua pupila, a la que llevó al récord mundial de la especialidad con 5,01 metros.
En una entrevista con el diario "Trud", la primera desde que a mediados de noviembre se anunció la ruptura de la pertiguista con su entrenador, Trofímov aseguró que todo fue muy inesperado.
"A finales de octubre hablé por teléfono con Lena (diminutivo de Yelena) y le dije que había que preparar el plan de trabajo para la nueva temporada. Me pidió una semana para pensarlo y días después me enteré de que mi pupila trabajaría con Vitaly Petrov, quien entrenó en su tiempo a Sergei Bubka", dijo Trofímov.
Bubka, de 42 años, el pertiguista más destacado de la historia, poseedor del récord del mundo con 6,15 metros, logrado en 1993, es actualmente diputado del Parlamento de Ucrania y presidente del Comité Olímpico de esa antigua república soviética.
"Lena no ha resistido la prueba de la fama", se lamentó Trofímov, quien añadió que la declaración de la pertiguista de que había cambiado de entrenador porque le faltaba motivación es una "tontería que le han inculcado".
El ex entrenador de la pertiguista, de 62 años, dijo que necesitó ocho años para convertir a Isinbayeva en plusmarquista mundial y campeona olímpica.
"Ahora me pregunto si vale la pena entregarse en alma y corazón a un solo objetivo, a una sola persona", dijo Trofímov.