Deportes

Dominarían los canjes


DALLAS / ESPN.com
Cuando las reuniones de invierno se realizaron en Dallas hace cinco años, los dueños de equipos se gastaron 739 millones de dólares en 24 agentes libres, incluyendo los monumentales contratos de Alex Rodríguez y Manny Ramírez.
Con varios de los principales agentes libres disponibles este receso fuera del mercado de ofertas, el centro de la atención a partir del lunes se enfocará en canjes en vez de fichajes.
Los relevistas Billy Wagner y B.J. Ryan, el inicialista Paul Konerko, el jardinero Brian Giles y el torpedero Rafael Furcal sobresalen dentro de los agentes libres que ya han aceptado contratos. El último fue el dominicano Furcal, quien dejó a los Bravos de Atlanta para sumarse a los Dodgers de Los Ángeles por 39 millones de dólares y tres años.
Aún quedan algunos jugadores importantes como agentes libres: el guardabosque central Johnny Damon y los A.J. Burnett y Kevin Millwood.
Con una limitada oferta de figuras destacadas, lo que se espera durante las reuniones es negociar canjes, algo que había pasado de moda en los últimos cónclaves.
“Este mercado de agentes libres en particular es difícil”, dijo Brian Cashman, el Gerente General de los Yanquis, una novena que busca un jardinero central de cartel para reemplazar a Bernie Williams. “Por ello, tendremos negociaciones de cambio más agresivas”.
Ramírez decidido a irse de Boston, es la figura más sobresaliente.
Pero el toletero dominicano tiene el derecho de vetar cualquier cambio, y cualquiera que lo reciba deberá asumir 57 millones de dólares en salario en los tres años que le quedan de contrato.
Ello complica las gestiones de los Medias Rojas, el único equipo sin gerente general en las mayores.
“Sigue siendo uno de los tres o cuatro mejores toleteros del béisbol”, declaró el asistente ejecutivo de Boston, Jed Hoyer, añadiendo que 12 equipos han expresado interés por Ramírez.
“No han podido cumplir con el precio que hemos fijado por Manny. No vamos con la expectativa de que se tiene que hacer un cambio. Los equipos tendrán que tomar la iniciativa y superar nuestras expectativas”, añadió.
Florida ha sido el equipo más activo en el frente de los cambios dentro de su plan por reducir salarios.
El lanzador Josh Beckett y el tercera base Mike Lowell pasaron a Boston, el inicialista Carlos Delgado recaló con los Mets de Nueva York; y el intermedista Luis Castillo fue transferido a Florida. El receptor Paul Lo Duca se unió a Delgado en Nueva York, y el jardinero central Juan Pierre también sería ofrecido para un canje.
“Obviamente hemos estado muy activos. Anticipo que en Dallas lo seguiremos siendo”, declaró el gerente general de los Marlins, Larry Beinfest, responsable de rebanarle 32 millones a una nómina que superaba los 60 al comienzo de la temporada pasada.
Entre los lanzadores que podrían cambiar de uniforme figuran David Wells (Boston), Barry Zito (Oakland), Kris Benson (Mets) y Javier Vázquez (Arizona).
Texas contemplaría desprenderse del segunda base dominicano Alfonso Soriano y del antesalista Hank Blalock en busca de brazos para su cuerpo de pitcheo.
El venezolano Bobby Abreu y Pat Burrell, jardineros de los Filis, podría ser cambiados.
Otros agentes libres que aún no tienen definido su futuro son el designado Frank Thomas y Mike Piazza, un catcher de quien se prevé firme con un equipo de la Liga Americana. También se encuentran los receptores Bengie Molina y Ramón Hernández, el guardabosque Sammy Sosa y los relevistas Bob Wickman y Trevor Hoffman.
Y está el caso de Nomar Garcíaparra, quien se ofrecería para jugar en cualquier posición.