Deportes

Destituyen a Luxemburgo


Madrid / EFE
Barcelona y Osasuna, que resolvieron a favor sus respectivos partidos frente a Villarreal y Málaga, siguen su particular duelo al frente del fútbol español en una decimocuarta jornada que pasará a la historia por ser la última de Vanderlei Luxemburgo, destituido ayer como entrenador del Real Madrid.
La afición del Bernabéu, que masivamente pidió el sábado la cabeza del técnico brasileño, dictó la sentencia, y ayer la Junta Directiva madridista la ha ejecutado. Juan Ramón López Caro, hasta ahora entrenador del equipo filial, se hace con las riendas de forma provisional.
La sempiterna pobreza del juego madridista ha sido el verdadero verdugo de Luxemburgo, ya que el equipo venció el sábado al Getafe (1-0), se ha clasificado para la siguiente ronda de la Liga de Campeones y su desventaja con respecto al Barcelona no es todavía alarmante (6 puntos).
El reaparecido Ronaldo marcó el gol del triunfo y fue casi el único salvable ante el Getafe, que hizo méritos para haber logrado un resultado mucho mejor.
Aunque con más apuros que en partidos precedentes y algún posible penalti no señalado en contra, el Barcelona sigue imparable. Ayer ganó a domicilio al Villarreal, sobre todo porque supo maniatar al argentino Riquelme y, al final, conservar la diferencia pese a la expulsión del mexicano Márquez.
Una desgraciada acción en propia meta del boliviano Peña y el segundo y definitivo tanto, obra del portugués Deco, acabaron con la impresionante racha del Villarreal de nueve partidos sin perder.
El máximo protagonista del partido, aún sin jugar, fue el centrocampista internacional Xavi, presente en el recuerdo y cariño de todos sus compañeros por la grave lesión de seis meses que sufrió en un entrenamiento el viernes.
La trayectoria del Barca no impresiona al Osasuna. El equipo del mexicano Aguirre mantiene el pulso con el líder, ambos suman 31 puntos, y ayer supo reaccionar para imponerse admirablemente en Málaga (1-2).
El camerunés Webó adelantó al cuadro navarro, y Nacho igualó para los locales en el 37. Un cabezazo de Valdo, a tres minutos del descanso, sentenció para Osasuna, único equipo que alcanza la cifra de diez victorias en Liga.
El Celta se hace fuerte en la tercera plaza, a cinco puntos de la cabeza, gracias a su triunfo el sábado por 2-1 sobre el Betis, nuevo colista, aunque con los mismos once puntos que Alavés y Athletic.
El Valencia, quinto en la tabla igualado a 25 puntos con el Real Madrid, se afianza en la zona noble tras su triunfo a domicilio sobre el Espanyol (1-3).
Paso adelante del Deportivo, que ganó 0-2 en el difícil estadio del Sevilla, el menos goleado del campeonato (8), y todo a pesar de que el porteo local Palop detuvo dos penaltis.
A diferencia de Luxemburgo, Víctor Muñoz sí ha salvado la cabeza como técnico del Zaragoza, gracias a la victoria a domicilio del equipo en Cádiz (1-2), y eso que los locales se adelantaron con tanto de Enrique, pero remontaron Cani y el brasileño Ewerthon.