Deportes

Hopkins a recuperar su gloria


LAS VEGAS, Nevada / La Opinión
Bernard Hopkins y Jermain Taylor cautivaron al mundo del boxeo en su primera cita. Hubo drama al comienzo y su final fue impactante. Dos hechos que la transformaron en una de las peleas más espectaculares en la historia moderna.
Fue un 16 de julio de este año en el MGM Grand ante una tribuna compacta, la más grande en la historia del conocido casino de esta ciudad.
Taylor ha aguantado demasiado las quejas y protestas de Hopkins sobre quien ganó ese combate. Este sábado, Taylor y Hopkins se volverán a ver las caras, pero ahora en el Casino Mandalay, una pelea que podría cerrar el año con broche de oro.
“¿Le robé? No tengo nada que ver con las decisiones de los jueces”, ha reiterado Taylor.
Para Taylor, es una oportunidad para demostrar que su decisión dividida contra el campeón reinante de los pesos medianos no fue un error, menos casualidad.
Para Hopkins, es una oportunidad para poner las cosas en orden con su rival y en la que se considera sería la última pelea de su carrera profesional. Hopkins, quien cumplirá 41 años el mes próximo, planea colgar los guantes después de recuperar su gloria perdida.
“Jermain sabe lo que pasó en la primera pelea, y creo que el resto de las personas también lo saben”, dijo Hopkins. “No habrá respeto por él esta vez, y el 3 de diciembre vamos a aclarar las cosas”, agregó.
“Bernard Hopkins… Es como que alguien gane la lotería y pierda su boleto”, comentó el promotor Don King, en relación con el reciente desempeño de Hopkins.
“Cada boxeador que se pone los guantes desea escuchar las palabras: hay nuevo campeón”, dijo Taylor. “Cumplí ese sueño el 16 de julio, y Bernard tendría que estar loco de pensar que le voy a devolver estos cinturones. Ya cumplí uno de mis sueños, y ahora voy por el segundo, que es defender mi campeonato en los años que se vienen”.
Hopkins accedió a enfrentarse al joven y hambriento Taylor por la corona indiscutida. Con ambos boxeadores en excelente forma, Taylor usó su condición y ataque agresivo para construir una favorable ventaja contra el veterano. Sin embargo, Hopkins se mantuvo fresco todo el tiempo, utilizando sus maniobras tras una década de experiencia.
La acción en las rondas del medio fueron una ida y vuelta entre las decisiones de los jueces. Luego, a fines de la pelea, Hopkins pasó al lado ofensivo, anotando decisivamente contra Taylor para capturar las rondas finales con todos los jueces a favor, excepto uno. La controversia emergió con el anunciado resultado, pero al final, ya era demasiado tarde para Hopkins, ya que Taylor se llevaba una victoria por decisión dividida y se convertía en el nuevo campeón mundial de los medianos.
Hopkins, quien ya tiene un lugar asegurado en el Salón de la Fama del Boxeo gracias a sus 10 años de reinado en la categoría de los medianos, es un guerrero antiguo que aceptó todos los desafíos a lo largo de su carrera. Tiene 3-0 en revanchas con sus oponentes.
“A Jermain Taylor voy a hacerle lo mismo que al resto de mis oponentes de revanchas: lo voy a noquear para que no quede ninguna duda”, amenazó Hopkins.