Deportes

Delgado promete cambiar


Nueva York, EU / EFE -El toletero boricua Carlos Delgado pudo mantener sus criterios en contra de la guerra cuando estuvo con los Azulejos de Toronto y los Marlins de Florida, pero con su nuevo equipo de los Mets de Nueva York todo será distinto.
Delgado, que con los dos equipos anteriores no salía al campo ni se mantenía de pie mientras se entonaba la canción patriótica de "God Bless America" (Dios bendiga a América), a partir de la próxima temporada todo será diferente.
Al menos eso fue lo que dijo el propio Delgado ayer en Nueva York en el acto de presentación con su nuevo equipo y camiseta, celebrado en el Shea Stadium.
El inicialista puertorriqueño dijo que habló de su protesta contra la guerra con Jeff Wilpon, el director ejecutivo del equipo, y todo quedo establecido y aclarado.
"Le mencioné mis puntos de vista sobre el asunto y también le dije que no me pondré por encima del equipo", comentó Delgado. "Los Mets tienen como reglamento que todos se pongan de pie a la hora de entonar la canción y yo lo haré".
Delgado dijo que llegaba a Nueva York para hacer una gran labor deportiva y para nada quería convertirse en ninguna distracción fuera del terreno de juego.
No tuvo la misma actitud cuando jugó con los Azulejos y los Marlins, al negarse a estar de pie en el campo cuando se entonaba la canción, prefiriendo quedarse en la caseta, los pasillos o el vestuario.
"El motivo por el cual no me ponía de pie para 'God Bless America' era porque no estaba de acuerdo con la manera que se mezcló la canción y el 11 de septiembre, la guerra de Irak y el deporte del béisbol", destacó Delgado al incorporarse a los Marlins el pasado mes de enero.
Por su parte, Wilpon indicó que se había abordado el asunto durante las negociaciones con Delgado al finalizar la temporada de 2004 y que el toletero se comprometió a respetar la política que impusiese el manejador de los Mets, Willie Randolph.
"Su comentario fue tan simple como de si Willie y los Mets tienen normas, las respetará", explicó Wilpon ante los periodistas. "No va a ponerse por encima del equipo. Tiene sus opiniones políticas, pero se las guardará".
Delgado dijo que habrá un período de transición, en el que los aficionados de Nueva York deberán formarse una opinión de él y puedan comprobar que tipo de persona y profesional es.
"Seguramente habrá veces en las que me alentarán y otras en las que me abuchearán", comentó Delgado. "Todo eso es normal como sucede con los fanáticos de cualquier equipo y lo que tengo que hacer es luchar cada día al máximo para hacer bien las cosas".