Deportes

Balón de Oro para Ronaldinho


París / EFE
Si se cumplen todos los pronósticos, el brasileño del Barcelona, Ronaldinho Assis, recibirá hoy el Balón de Oro de 2005 en una fiesta en la que el prestigioso premio de la revista “France Football” festejará sus 50 años con una ceremonia en la que estarán presentes buena parte de los ganadores vivos.
Pocas veces el nombre del laureado ha estado tan claro como en esta edición. No sólo porque todos los rumores apuntan al centrocampista blaugrana --que incluso ha sido visto en compañía de reporteros de la revista francesa para hacerse la foto con el Balón--, sino también porque su gran rendimiento a lo largo del año le hace destacar con creces sobre el resto de los favoritos.
Difícil resulta encontrar pronósticos que no sitúen al barcelonista como el ganador del premio. Su nombre se impone al de dos centrocampistas ingleses que también han completado una gran temporada: Frank Lampard, del Chelsea, y Steven Gerrard, del Liverpool.
Ronaldinho reúne todas las características típicas del ganador de este premio que desde hace 50 años se empeña en destacar a un individuo en un deporte colectivo.
El brasileño no es ya un recién llegado al fútbol europeo --ámbito geográfico al que se limita el Balón de Oro--, como lo demuestra su tercera plaza del año pasado, cuando además fue elegido Mejor Jugador del Mundo por la FIFA.
Desde su llegada al Viejo Continente, procedente del Gremio de Porto Alegre, Ronaldinho no ha parado de crecer como futbolista, y su desembarco en el Camp Nou supuso su consagración como uno de los grandes del continente.
Además, “Dinho” ganó la liga del año pasado con el Barcelona, cumpliendo así una de las condiciones no escritas para ser Balón de Oro, la de haber levantado algún título con su club o selección.
A su incuestionable clase individual, Ronaldinho suma la capacidad para encajar en el esquema ofensivo del Barcelona, lo que le convierte en un buen jugador de equipo. Además, el blaugrana es una pieza importante en su selección, otro de los criterios que suelen destacar los corresponsales de “France Football”, jurado del galardón.
Según los pronósticos, esas características le han hecho imponerse a Lampard, alma del Chelsea que muchos consideran como el mejor equipo de la pasada temporada, y a Gerard, auténtico espíritu del Liverpool que se proclamó campeón de Europa. De confirmarse la evidencia, Ronaldinho será el tercer brasileño que gana el Balón de Oro, tras Ronaldo (1997 y 2002) y Rivaldo (1999), desde que a mediados de los 90 el premio, reservado inicialmente a jugadores europeos, se abrió a todos los futbolistas que, sin importar su nacionalidad, militaran en ligas europeas.