Deportes

Bryant se reivindica


El marco tradicional del día de “Acción de Gracias” (el pasado jueves) fue el ideal para que el escolta Kobe Bryant reivindicase su condición de líder encestador de la NBA y de Los Ángeles Lakers.
Mientras que el joven LeBron James no pudo mantener la racha de más de 30 puntos por partido y su equipo de los Cavaliers de Cleveland tampoco pudieron lograr la novena victoria consecutiva.
Bryant quiso también que esa realidad quedase patente durante el partido que los Lakers ganaron por 108-96 frente a los SuperSonics de Seattle, un triunfo que sólo llegó después que el jugador estrella en sólo 18 minutos anotase 29 de los 34 con que concluyó el partido.
El escolta estrella de los Lakers había conseguido sólo cinco puntos antes de acertar con un triple cuando faltaban 5:48 minutos para que finalizase el tercer periodo, y a partir de ese momento fue una máquina de anotar para cambiar por completo la historia del partido.
Bryant logró 11 puntos consecutivos en sólo un minuto y 33 segundos para ayudar a que los Lakers tuviesen una racha parcial de 11-4 y un marcador favorable de 79-71 al comienzo del cuarto periodo.
La estrella de los Lakers, que en los primeros 10 partidos había conseguido sólo dos triples en 16 lanzamientos, al final iba a lograr cuatro para mantenerse como líder indiscutible de los encestadores de la NBA con promedio de más de 33 puntos.
Junto a Bryant, el alero Lamar Odom también hizo su trabajo al aportar 23 puntos, 12 rebotes y seis asistencias para los Lakers, que tuvieron de su lado al factor sorpresa en Brian Cook, que iba a encestar 17 tantos y capturar siete balones bajo los aros.
Cook jugó 38 minutos y salió por primera vez como titular en lo que va de temporada, mientras que el base Smush Parker aportó 16 puntos y el pívot Chris Mihm encestó 12 tantos para los Lakers (5-6), que han ganado sólo por segunda vez en los últimos siete partidos.
Los Lakers jugaron por primera vez un partido en el día de “Acción de Gracias” desde 1980, y tienen marca de 13-3, mientras que para los SuperSonics fue el primero en 32 años para quedarse con dos triunfos y cinco derrotadas.
James llegó en plan triunfal a territorio del alero Ron Artest y los Pacers de Indiana para comprobar que todavía está lejos de imponer su ley ante un equipo que tiene una de las mejores defensas de la liga y además acertó todo lo que tiró de larga distancia.
El resultado no fue otro que una victoria contundente de los Pacers por 98-76 ante los Cavaliers, que rompieron una racha de ocho triunfos consecutivos, la más larga que estaba vigente en la competición de liga, y sufrieron la peor derrota en lo que va de temporada.