Deportes

Cuba acepta desafío

* Se esfuman posibilidades nicas de sustituirlos

El presidente de Cuba, Fidel Castro, dijo ayer que la isla “acepta el desafío” de participar en el Clásico Mundial de Béisbol, que se disputará en marzo próximo en varias sedes, organizado por la “Major League Baseball” (MLB) de Estados Unidos.
El líder cubano se refirió a este tema durante su participación en un programa de televisión estatal sobre las nuevas medidas tomadas ayer en Cuba sobre el aumento de las tarifas eléctricas y el incremento de los salarios, la Seguridad y Asistencia Social.
Castro, de 79 años, sacó a relucir el tema cuando se refirió a que algunos peloteros cubanos “no se resistieron a los millones de las Grandes Ligas” y desertaron.
“Ahora mismo está este desafío, pues sí, lo aceptamos”, confirmó el presidente cubano, sin referirse directamente al torneo, que se disputará en sedes como Puerto Rico, la Florida y Asia.
Informaciones procedentes de Panamá indicaron ayer que Italo Zanzi, alto ejecutivo de la MLB, confirmó que la presencia de los cubanos es un hecho.
Según Italo, Cuba había aceptado la invitación de la MLB para intervenir en la importante competición, confirmación que acaba de realizar el propio jefe de estado cubano.
“Quieren eso (la participación cubana en el Mundial), pues bien, cuenten con nosotros en la fiesta”, dijo Castro en su larga intervención en la televisión estatal de la isla.
El presidente del único país comunista del hemisferio occidental dijo que incluso su país está “formando ya” un equipo para tal evento con peloteros “mejores de los que se fueron”.
“Podemos hacerlo cada vez mejor y lidiar con las Grandes Ligas”, apostilló Castro a la televisión local.
La participación en el Clásico era un enigma y abrió una nueva página del conflicto político entre Cuba y Estados Unidos, desde que en mayo pasado las Grandes Ligas y el sindicato de peloteros profesionales acordaron invitar a Cuba, en su condición de tricampeón olímpico.
La negativa de visas a deportistas cubanos por parte de Washington, entre ello a una novena de béisbol que debió jugar un torneo en Puerto Rico, echó más leña al fuego.
Castro reconoció en el deporte “el terreno donde más nos han golpeado”, aunque aclaró que los profesores de educación física y deportes son también “de los que mejores se han portado fuera del país”.
Cuba ostenta tres coronas olímpicas (Barcelona-1992, Atlanta-1996 y Atenas-2004) y un subtítulo, así como 25 títulos mundiales. La novena de la isla integra el grupo C del Clásico, con asiento en San Juan, junto al anfitrión Puerto Rico, Holanda y Panamá.
El torneo tendrá su fase clasificatoria del 3 al 20 de marzo en Japón, Estados Unidos y Puerto Rico, con la participación de 16 equipos. El desarrollo del evento sería como un bálsamo para el béisbol, tras su eliminación del calendario olímpico a partir de Londres-2012.